Colombia acepta apoyo de EU contra FARC

Legisladores estadounidenses ayudarán en la negociación para liberar rehenes en manos de las FA las fuerzas armadas buscan intercambiar a los 61 rehenes por miles de guerrilleros encarcelados
BOGOTÁ (CNN) -

Colombia admitió el jueves que la ayuda de siete legisladores estadounidenses para buscar la libertad de 61 rehenes en poder de la mayor guerrilla izquierdista del país podría ser la clave para destrabar el proceso y poner fin a un drama de varios años.

El Gobierno colombiano aceptó la oferta de siete congresistas demócratas quienes a comienzos de marzo comunicaron su interés de acompañar las gestiones por la liberación de los rehenes en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Entre los rehenes se cuentan tres estadounidenses, la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, cinco ex congresistas, 12 ex diputados regionales, un ex gobernador y varios efectivos de las Fuerzas Armadas.

"Es un activo que nos permite ir construyendo ese modelo de zona de encuentro y una pieza muy importante del rompecabezas, para solucionar esto que se ha convertido en el círculo vicioso, que es la definición de las reglas del juego para una zona de encuentro y la puesta en marcha", dijo el alto comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo.

Las FARC, el grupo guerrillero activo más antiguo del continente conformado por unos 17,000 combatientes, buscan intercambiar a los 61 rehenes por miles de guerrilleros encarcelados en las prisiones estatales.

La guerrilla exige al presidente Álvaro Uribe que retire el ejército y la policía de una zona de 780 kilómetros cuadrados, similar al tamaño de Nueva York, para que sus negociadores y los del Gobierno se reúnan a negociar el encuentro.

Pero Uribe, quien con el apoyo de Estados Unidos impulsa una agresiva campaña militar contra las FARC a las que obligaron a un repliegue estratégico, se niega a retirar las tropas, pues sostiene que la guerrilla busca recuperar el control territorial de un corredor estratégico para el tráfico de drogas y de armas.

"Esta es una pieza muy valiosa que se integra a los esfuerzos que vienen adelantando Francia, Suiza y España, no debe entenderse que ellos vayan a adelantar contactos con las FARC o a desarrollar una facilitación por que no es lo que plantean ni es lo adecuado", explicó Restrepo.

Pese a que algunos de los rehenes están próximos a cumplir 10 años en poder de las FARC, las posiciones radicales de las partes han impedido un acuerdo para poner fin al drama.

Uribe ha recibido presión internacional, principalmente de gobiernos europeos como Francia, para que realice un acuerdo con la guerrilla que permita la liberación de Betancourt, quien se convirtió en un símbolo del secuestro.

Aunque la guerrilla usa el secuestro como una importante fuente de financiamiento junto con el narcotráfico, en el caso de Betancourt y los otros 60 rehenes, es de carácter político.

Más de 3,100 colombianos permanecen secuestrados actualmente en este país afectado por un conflicto interno de más de cuatro décadas que cobra miles de vidas al año.

Ahora ve
No te pierdas