En disputa la vida de los 15 marinos GB

El gobierno iraní desmintió que se negocie el canje de los marinos por 5 iraníes arrestados en Tony Blair, presidente de Gran Bretaña, manifestó que el arresto es un hecho de gravedad.
TEHERÁN (Agencias) -

Irán no intenta canjear 15 marinos británicos que detuvo por cinco iraníes arrestados en el norte de Irak, dijo el lunes un alto funcionario del ministerio de Relaciones Exteriores de acuerdo a la televisión estatal.

En comentarios leídos por un locutor, el viceministro de Relaciones Exteriores, Mehzi Mostafavi no dijo qué proyecta hacer Irán con los marineros británicos, pero indicó que están siendo interrogados. También rechazó las aseveraciones británicas de que se hallaban en aguas iraquíes, no iraníes, cuando la armada de Irán los arrestó el viernes. Mostafavi desechó las versiones de que Irán intenta un canje de los marinos británicos por iraníes detenidos en Irak.

"Debe quedar en claro si su ingreso (a Irán) fue intencional o no intencional. Después que eso se aclare, se tomará la decisión necesaria", manifestó Mostafavi.

También rechazó las aseveraciones británicas de que se hallaban en aguas iraquíes, no iraníes, cuando la armada de Irán los arrestó el viernes.

Irán informó que los marineros británicos a los que detuvo están sanos y bien, pero no reveló dónde se encuentran, dijo el lunes Gran Bretaña.

En Londres, el Ministerio de Relaciones Exteriores señaló que el embajador de Gran Bretaña en Teherán pidió reunirse con un alto funcionario diplomático para obtener detalles sobre los 15 detenidos y para pedir permiso para verlos.

El funcionario "aseguró que el grupo está sano y bien en Irán. En esta etapa no dio mayores detalles", dijo el funcionario británico.

Bagdad demandó también la libertad de los 15 británicos detenidos, diciendo que se los atrapó en sus aguas y no en las iraníes, como sostiene Teherán.

"Irán tiene suficientes evidencias para demostrar que el personal de las fuerzas británicas fue detenido en aguas iraníes", sostuvo. Agregó que el gobierno británico era responsable de sus acciones.

El primer ministro británico Tony Blair advirtió el domingo a Irán que consideraba a la detención de los 15 marineros como un hecho "muy grave".

El sábado, el Consejo de Seguridad de la ONU aplicó a Irán nuevas sanciones por su negativa a suspender el trabajo nuclear, pero las principales potencias ofrecieron más conversaciones y una propuesta renovada de un paquete de incentivos económicos y tecnológicos.

En respuesta, Irán dijo el domingo que limitaría la cooperación con el organismo de control nuclear de la ONU y juró no detener sus planes atómicos "siquiera por un segundo".

Ahora ve
No te pierdas