Desaparece fiscalía especial en México

La fiscalía para crímenes del pasado duró cinco años y sólo concretó un proceso; fue creada por el gobierno anterior.
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

La desaparición de una fiscalía especial creada por el gobierno anterior para investigar crímenes del pasado se concretó el martes en medio de la inconformidad de activistas y con el logro principal de haber conseguido que se le iniciara un proceso por genocidio a un ex presidente por primera vez en la historia del país.

La decisión de cerrar la llamada Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (FEMOSPP) fue tomada el 30 de noviembre de 2006 durante el último día de actividades del gobierno del entonces presidente Vicente Fox, pero se hizo efectiva apenas el martes, un día después de que el acuerdo fue publicado en el Diario Oficial de la Federación.

La fiscalía fue creada a finales de 2001 por Fox para investigar crímenes del pasado como la represión y desaparición de miembros de presuntos grupos insurgentes durante la llamada ''guerra sucia'' en las décadas de 1970 y 1980, así como dos masacres estudiantiles en 1968 y 1971.

Tras cinco años de trabajo, sin embargo, la FEMOSPP sólo pudo lograr que un tribunal iniciara en noviembre pasado un proceso por genocidio al ex presidente Luis Echeverría (1970-1976), relacionado con la masacre de Tlatelolco del 2 de octubre de 1968, quien sin embargo presentó un recurso de amparo para tratar de echar abajo la acusación.

Echeverría es señalado de haber concebido, propuesto y tenido bajo su control la ejecución de la masacre cuando se desempeñaba como secretario de Gobernación del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz.

Ese día murieron decenas de estudiantes y civiles, que las cifras oficiales y extraoficiales ubican entre 25 y 350, en un fuego cruzado en el que participó el ejército y personal policiaco, algunos vestidos de civil.

Raúl Alvarez, quien fue uno de los líderes estudiantiles en 1968 y hoy encabeza el llamado Comité 68 para presionar a las autoridades a que hagan justicia, consideró el martes que la desaparición de la FEMOSPP es una medida que muestra que el Estado mexicano no está comprometido en el examen de su pasado y el castigo a los responsables.

En declaraciones a la AP, comentó que el 5 de febrero pasado presentaron una queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la cual les informó que en abril enviará una misión a México para tratar de verificar sus dichos y entonces decidir si admite o no su caso.

Alvarez dijo que esperan que la CIDH pueda resolver que se restituya la fiscalía, que fue creada por Fox bajo el argumento de por primera vez buscar no sólo la verdad histórica sino castigar a los responsables de algunas de las etapas más oscuras de la represión política en el país bajo el dominio del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El anterior presidente prefirió crear una fiscalía en vez de una comisión de la verdad, similares a las formadas en otros países del continente donde ocurrieron casos de ''guerra sucia'', como se lo sugirieron algunos especialistas.

El tema de los crímenes del pasado no ha sido mencionado por el actual presidente Felipe Calderón, sucesor y correligionario del Partido Acción Nacional (PAN) de Fox, lo que para algunos es reflejo de su desinterés.

''Parece que al PAN no le importa demasiado este asunto, quizá porque los grupos más afectados (durante la 'guerra sucia' y las masacres estudiantiles) eran grupos de izquierda'', comentó a la AP el analista político José Antonio Crespo.

Las investigaciones de la FEMOSPP fueron enviadas a diferentes áreas de la Procuraduría General de la República, a la cual estaba adscrita.

Uno de sus últimos trabajos fue la divulgación de un informe histórico en el que culpó a los más altos niveles de comando de tres ex presidencias de una serie de masacres, torturas y asesinatos de izquierdistas entre las décadas de 1960 y 1980.

Ahora ve
No te pierdas