Las ciudades más peligrosas de México

Los crímenes aumentan en las zonas urbanas del país y no hay quien los denuncie; la Ciudad de México es la más insegura, le siguen Acapulco, Tijuana y Mexicali.
Sólo se registran 13 de cada 100 delitos en estas ciudades.
Regina Moctezuma y Regina Reyes-Heroles C.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La Ciudad de México es la zona urbana más insegura en México, aún por encima de ciudades fronterizas en las que impera la violencia por el narcotráfico. De entre las 16 urbes más peligrosas, la capital del país se lleva la distinción, poco alentadora, de la metrópoli con mayor número de incidencia delictiva por habitante.

Según la Cuarta Encuesta Nacional sobre Inseguridad Urbana, elaborada por El Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad (ICESI), la Ciudad de México –que contempla al Distrito Federal (D.F.) y a la zona conurbada en el Estado de México- tiene una incidencia delictiva de 24,878 delitos por cada 100,000 habitantes, una cuarta parte de la población fue víctima de por lo menos algún delito en el 2005.

“Las razones del robo son muchas, tenemos marginalidad, desempleo, desigualdad económica, condiciones sociales complejas, todas estas cosas impactan en que la opción primera para algunos jóvenes sea convertirse en ladrones”, dijo Ana Laura Magaloni Kerpel, investigadora del Centro de Investigaciones y Docencia Económicas (CIDE) y especialista en políticas de control del crimen y seguridad.

El problema de la delincuencia en México es una realidad. Los datos muestran el desamparo por la inseguridad que se da en el país. El presidente Felipe Calderón expuso, a través de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), un programa para hacer frente al creciente número de delitos. El problema es que la sociedad está cansada de la parálisis de las instituciones, lo que contribuye a que las víctimas no presenten denuncias.    

Del total de las zonas urbanas analizadas por el ICESI, sólo en Cuernavaca, Culiacán y Guadalajara ha decrecido la tasa de crimen entre 2004 y 2005. Mientras que en la Ciudad de México ha incrementado y en el resto de las zonas urbanas se ha mantenido.

Sin embargo, las tasas de criminalidad demuestran que en estas urbes dos de cada 10 habitantes fueron víctimas en el 2005, por lo que aparecen como espacios que propician el robo a transeúntes, crimen que representa más de la mitad del total de las fechorías.

Acapulco es la segunda ciudad más alta en esta categoría de delito, pues casi siete de cada 10 crímenes son de este tipo. Las excepciones son Mexicali y Nuevo Laredo donde la infracción más común es el robo de accesorios o refacciones de vehículos, y Ciudad Juárez donde el robo a casa habitación predomina. 

Después de la Ciudad de México, las metrópolis más inseguras son Tijuana y Mexicali, con 19,383 y 19,141 incidencias delictivas por cada 100,000 habitantes respectivamente en el 2005. De hecho, en estas dos ciudades cada víctima sufrió, en promedio, dos robos.

La importancia de estos datos radica en que el ICESI toma en cuenta los delitos no denunciados y basa sus resultados anuales en encuestas. Por su parte, las cifras oficiales contabilizan los crímenes sólo a partir de las denuncias ante el Ministerio Público.

Pareciera que el número de delitos está bajando en México, según cifras oficiales.

“No es que bajen los delitos, sino que la no denuncia está subiendo”, dijo Arturo Arango, investigador del ICESI, quien añadió que la baja denuncia se debe a que la ciudadanía no tiene confianza en las autoridades, además de que el trámite puede tomar, en algunas zonas, hasta 24 horas. A nivel nacional, sólo una de cada cinco víctimas reporta el delito, en Acapulco se levanta únicamente una denuncia de cada 10 crímenes.

La falta de denuncia puede engañar a los ciudadanos y llevarlos a creer que los lugares donde viven son más seguros de lo que en realidad son.

Ahora ve
No te pierdas