Lluvias causan muertes en Argentina

Han fallecido 5 personas por las inundaciones y se han evacuado a 18,000 en Santa Fé y Entre Rí
BUENOS AIRES (CNN) -

Las persistentes lluvias que afectan desde comienzos de la semana a dos provincias de Argentina elevaban el viernes a cinco el número de personas fallecidas y más de 18,000 evacuadas como consecuencia de las inundaciones.

Las imágenes de televisión mostraban un panorama desolador en las principales ciudades afectadas de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, aproximadamente 600 kilómetros al norte de Buenos Aires, con calles que parecían ríos, casas sin luz y miles de personas que debieron dejar sus hogares.

Con agua hasta las rodillas, los habitantes de las distintas ciudades provinciales buscaban salvar sus pertenencias, mientras reclaman ayuda oficial, ya sea para ser evacuados o para recibir alimentos y bolsas de arena para frenar el ingreso de las aguas a sus hogares.

En Santa Fe, la cantidad de evacuados superaba los 16,000, mientras que en Entre Ríos eran alrededor de 2,000 los que se encontraban en centros de asistencia.

El pronóstico meteorológico oficial para Santa Fe y Rosario, las ciudades más golpeadas de la provincia de Santa Fe, mostraba expectativas de lluvias para el sábado y mejorando hacia el domingo.

El temor en Rosario radicaba en la posibilidad del desbordamiento de un arroyo si continuaban las lluvias, que podría obligar a evacuar a otras 20,000 personas.

"En cuatro días y medio cayó (de lluvia) lo que debería haber caído en seis meses", dijo el gobernador de Santa Fe, Jorge Obeid.

En Entre Ríos también esperaban un cambio en las condiciones climáticas que permita mejorar las situación, tras las fuertes lluvias cuyas consecuencias llevaron a la muerte a dos personas.

"Desgraciadamente estas lluvias son un hecho inédito en la provincia", dijo el gobernador del distrito Jorge Busti.

Las lluvias obligaron, además, a suspender los dos partidos de fútbol del torneo de primera que se debían disputar en Santa Fe al tiempo que complicaron la llegada de mercadería al puerto de Rosario, el principal punto de embarque para los cereales de Argentina.

"La situación está controlada siempre y cuando no nos siga lloviendo", dijo una fuente de defensa civil de la provincia de Entre Ríos.

Ahora ve
No te pierdas