Lula y Bush van por proyecto etanol

El mandatario de Brasil viajará a Washington para conversar sobre la producción energética; Fidel Castro criticó que el producir combustible con alimentos aumentará el hambre.
WASHINGTON (CNN) -

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, llegará este viernes a Washington para el segundo encuentro en menos de un mes con el mandatario George W. Bush. 

Bush visitó Brasil a inicios de marzo, cuando los dos países anunciaron un ambicioso proyecto para promover el uso y la producción global de etanol como una alternativa al petróleo.

Lula verá al presidente estadounidense en la residencia campestre de Camp David, en la que se espera que ambos conversen sobre el proyecto energético conjunto y discutan formas de avance para las estancadas negociaciones comerciales globales en la Organización Mundial del Comercio.

Lula es el primer mandatario de la región en ser recibido en Camp David, residencia ubicada en los alrededores de Washington, desde 1991, cuando el mexicano Carlos Salinas de Gortari la visitó.

Según analistas, tal protocolo demuestra la importancia que Washington asigna a Brasil en un momento en que Bush busca mejorar las debilitadas relaciones de Estados Unidos con América Latina y con sus aliados en la región.

"Estados Unidos quiere revitalizar su relación con América Latina y la relación con Lula es vista como un ancla para eso", dijo Daniel Erikson, analista de Diálogo Inter-Americano, un centro de estudios en Washington.

La iniciativa brasileña estadounidense sobre etanol fue criticada por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y su aliado cubano Fidel Castro.

"Las críticas de La Habana y Caracas sugieren que Lula y Bush están haciendo algo sustantivo y que comienzan a agendar el debate regional", dijo Paulo Sotero, director del Instituto Brasil del Woodrow Wilson Center.

Castro dijo que producir combustibles a partir de alimentos aumentaría el hambre en países pobres.

Lula le respondió a Castro el viernes en un artículo publicado en el diario The Washington Post.

El mandatario sudamericano señaló que la caña de azúcar, materia prima del etanol en Brasil, no va a amenazar la producción de alimentos ni aumentar la deforestación de la Amazonia.

 

 

Ahora ve
No te pierdas