EU pide a Norcorea informe sobre uranio

Es parte del acuerdo para comenzar a abandonar el armamento atómico de Pyongyang; que incluye el ingreso de inspectores atómicos internacionales.
SEUL (CNN) -

Estados Unidos espera que Corea del Norte dé cuenta de su programa de enriquecimiento de uranio para armas nucleares como parte del acuerdo alcanzado para comenzar a abandonar su armamento atómico.

"No tengo dudas de que Corea del Norte ha tenido un programa de uranio altamente enriquecido", dijo el subsecretario de Estado estadounidense, John Negroponte, durante una visita a Seúl.

Bajo un acuerdo de seis países alcanzado el 13 de febrero, Pyongyang está comprometido a iniciar discusiones dentro de los próximos 60 días para proveer una exhaustiva lista de sus actividades nucleares, incluyendo el enriquecimiento.

"Esperamos que cuando Corea del Norte haga su declaración sobre instalaciones nucleares, ese sea uno de los temas tratados", expuso en una conferencia de prensa.

Negroponte agregó que el acuerdo alcanzado el mes pasado era un buen primer paso.

Entre las medidas iniciales, se espera que la aislada y empobrecida Corea del Norte cierre su reactor y fuente de plutonio a un grado para fabricar armas, y que permita el ingreso de inspectores atómicos internacionales, a cambio de asistencia energética.

"Tenemos una primera prueba de la voluntad y disposición de Corea del Norte para cumplir con los términos de la declaración del 13 de febrero", dijo.

Tras llegar al acuerdo nuclear el mes pasado, Estados Unidos reconoció brechas en su inteligencia acerca de si el Norte tenía la tecnología y el material necesarios para producir uranio altamente enriquecido para armas.

En el 2002, los alegatos del gobierno de Bush sobre el programa frustraron un acuerdo nuclear entre Estados Unidos y Corea del Norte de 1994.

Luego de eso, Pyongyang produjo suficiente plutonio para varias armas atómicas y condujo su primera prueba nuclear.

Negroponte señaló que a Corea del Norte le interesa cumplir con el acuerdo nuclear, añadiendo que como parte del proceso de negociación, funcionarios estadounidenses podrían hacer un infrecuente viaje a Pyongyang.

"Pienso que en el contexto de este marco de negociaciones que se creó, ello no sería sorprendente en lo absoluto", dijo.

Su visita se produjo mientras altos funcionarios mantuvieron conversaciones en Nueva York que apuntaban a normalizar eventualmente los vínculos diplomáticos entre los dos países, que han sido rivales desde la Guerra de Corea de 1950 a 1953.

Ahora ve
No te pierdas