Brown cambia las reglas de la guerra

Renunciará al derecho de llevar al país a la guerra y pide al Parlamento que tome las decisione la propuesta del primer ministro británico será sometida a consultas.
Brown quiere renunciar a su derecho de llevar al país a guer
LONDRES (Notimex) -

El primer ministro británico Gordon Brown se comprometió hoy a renunciar al derecho de llevar al país a guerra y a designar funcionarios públicos, como parte del plan de reformas constitucionales presentado en su primera sesión ante el Parlamento.

"En la cuestión delicada de la paz y la guerra, dependerá de la Cámara de los Comunes tomar la decisión", dijo Brown al comprometerse al limitar los poderes de su cargo en esa y varias áreas más, de acuerdo con la British Broadcasting Corporation (BBC).

Precisó que también transferirá o limitará los poderes del primer ministro y del Ejecutivo en lo referente a la petición o llamados a disolver el Parlamento, ratificar tratados internacionales y hacer nombramientos públicos claves.

De esta manera, la decisión de llevar a Reino Unido a la guerra, así como los nombramientos de cargos públicos oficiales, como los de gobernador del Banco de Inglaterra y el de jefe de inspección de prisiones, serán hechos por el Parlamento.

Señaló asimismo que, como parte de su plan de reformas, será reconsiderado también su papel en la designación de arzobispos y jueces, además de que en el futuro, el fiscal general no tomará decisiones para procesar a menos que se lo pida seguridad nacional.

Al revelar sus propuestas, que han sido consideradas otro de sus esfuerzos por distanciarse del gobierno de su antecesor, Anthony Blair, Brown las calificó como un "acuerdo constitucional" para asegurar que el gobierno será un "mejor servidor del pueblo".

El jefe del gobierno, quien ocupó el cargo la semana pasada, explicó que sus reformas descansan en dos principios básicos: hacer que aquellos en el poder sean más responsables y mejorar los derechos y responsabilidades de la ciudadanía.

Afirmó que las reformas presentadas esta tarde no son finales o definitivas, sino una iniciativa que estará sujeta a consultas con todas las partes políticas y el público en general.

Estimó, sin embargo, que las propuestas hechas son "esenciales para el futuro de nuestro país", así como para hacer a Reino Unido "más abierto, con una democracia del siglo XXI, que sirva mejor al pueblo británico".

En un hecho más que lo distanció de Blair, Brown realizó la sesión parlamentaria semanal en martes, rompiendo la tradición de 44 años que la establecía los jueves y alargándola más allá de los acostumbrados 60 minutos de duración, al considerarlos insuficientes.

El ex ministro de Finanzas informó además que creará un consejo de seguridad nacional "para enviar el mensaje claro de que estaremos vigilantes todo el tiempo", y dijo que la estrategia de acción del mismo será publicada regularmente estableciendo amenazas y objetivos.

Brown dio a conocer su iniciativa de reforma un día después de lo previsto y a pesar de la crítica situación que se vive ante la amenaza de ataques explosivos que se han frustrado en esta capital desde el pasado viernes, cuando se localizaron dos coches bomba.

Aunque la desactivación y detonaciones controladas de explosivos continuaba esta jornada en Londres, Brown estuvo en el Parlamento en un hecho que la prensa consideró una muestra de su determinación a mostrar que los negocios siguen pese a la amenaza.

Ahora ve
No te pierdas