China limita trasplantes a extranjeros

La restricción es para dar primacía a los enfermos chinos que lo necesitan sobre los extranjero los médicos que incumplan serán castigados y perderán autorización para realizar transplantes.
PEKÍN (CNN) -

China anunció el martes que restringirá los trasplantes de órganos a extranjeros, prometió dar prioridad a los enfermos chinos e instó a los pacientes de otros países a que soliciten autorización oficial para ese tipo de procedimientos.

Las normas emitidas por el Ministerio de Salud advierten a los hospitales contra traer pacientes para trasplantes a China bajo la apariencia de turismo médico e indican que los departamentos de salud provinciales y el central deben aprobar estas operaciones para extranjeros.

Anualmente, cerca de 2 millones de personas necesitan trasplantes en China, pero sólo se realizan unas 200,000 operaciones por la escasez de donaciones de corazones, riñones y otros órganos, según informes locales.

No obstante, los hospitales chinos, deseosos de dinero, se han volcado a los trasplantes a extranjeros, que pagan altos costos por las cirugías.

La nueva normativa establece que los habitantes del país deben tener prioridad.

"La prioridad en el trasplante de órganos en nuestro país debe apuntar a cumplir las necesidades de los ciudadanos chinos, incluidos los residentes permanentes de Hong Kong, Macao y Taiwán", indican las nuevas reglas que figuran en la página del Ministerio, www.moh.gov.cn.

Los hospitales y los médicos que quebranten las reglas enfrentarán castigos y la pérdida de su autorización para realizar trasplantes.

El anuncio representa el último esfuerzo de China por limpiar su reputación como mercado de órganos laxo e inescrupuloso, en el que muchos de los órganos se extraerían de prisioneros ejecutados.

En marzo, un importante funcionario dijo a medios estatales que los trasplantes en los que se utilizan órganos de prisioneros ejecutados eran "bastante excepcionales" y que requerían el consentimiento de los convictos o sus familias.

Los grupos internacionales de defensa de los derechos humanos aseguran que entre 5,000 y 12,000 personas son ejecutadas en China cada año, más que en cualquier otro país del mundo. China no emite ningún número propio sobre el tema.

Desde julio, la venta de órganos humanos está prohibida es China. Los hospitales ahora deben tener consentimiento escrito de los donantes y se restringió la cantidad de centros habilitados para efectuar los trasplantes.

Ahora ve
No te pierdas