McCain ataca críticos reforma migratoria

-
CORAL GABLES, Florida (AP) -

El senador John McCain manifestó a sus rivales por la candidatura presidencial republicana que oponerse a la reforma migratoria con fines personales solamente empeorará la situación de los indocumentados y la falta de seguridad en las fronteras.

McCain planea hablar sobre la propuesta migratoria en un acto a realizarse el lunes en esta localidad, en pasajes de su discurso critica a otros precandidatos republicanos.

''Esperaría que no jugaran a la política en favor de sus intereses personales si el costo de sus ambiciones es complicar aún más la solución de este problema'', dice McCain en los comentarios obtenidos por The Associated Press.

McCain dirá lo anterior en la zona de Miami, que tiene una gran población de origen hispano y haitiano, que se considera simpatizan con los inmigrantes.

McCain es el único entre los principales aspirantes republicanos que busca un acuerdo que proporcionaría una mejor seguridad fronteriza al tiempo de abrirle camino a la legalización de los alrededor de 12 millones de indocumentados del país.

Mitt Romney y Rudy Giuliani, sus principales rivales, se oponen a la medida en varios sentidos, aunque en el pasado han hecho declaraciones conforme a las cuales parecen apoyar una medida similar considerada previamente por el Senado.

''Les hago una promesa que mantendré sin importar nada. Nunca conduciré mi campaña de forma que haga que los retos más complicados de nuestro país sean más difíciles de resolver. El buscar votos sobre este tema, sin ofrecer solución alguna al problema, es como no hacer nada'', dijo McCain. ''Y no hacer nada es como una amnistía silenciosa''.

El presidente George W. Bush apoya el plan, al igual que el senador de la Florida Mel Martínez, presidente del Comité Nacional Republicano. El tema ha dividido a los republicanos, muchos de los cuales califican la iniciativa bipartidista como una especie de premio a las conductas ilegales.

McCain señala, sin embargo, que los indocumentados que se identifiquen como tales serán sometidos a una revisión de antecedentes, deberán pagar impuestos y multas, aprender inglés y cumplir otros requerimientos antes de que se les ofrezca siquiera la posibilidad de obtener la ciudadanía.

''Los críticos de la iniciativa la atacan al señalarla como una amnistía y un camino especial a la ciudadanía que le es negado a los inmigrantes legales. Ambas acusaciones son falsas'', dijo McCain.

Ahora ve
No te pierdas