Migrantes piden aclarar muerte de líder

El sindicato de inmigrantes que residen en EU con trabajo temporal esperan se resuelva el asesi el líder era Santiago Rafael Cruz, asesinado el 9 de abril en una oficina sindical en Monterrey
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Un sindicato que representa a trabajadores temporales mexicanos en las granjas de Estados Unidos exigió el jueves que el Gobierno mexicano resuelva el asesinato de uno de sus funcionarios que protegía a los inmigrantes de estafadores.

Representantes laborales dijeron temer por su seguridad luego de que su colega Santiago Rafael Cruz, de 29 años, fuera golpeado y asesinado el 9 de abril en una oficina del sindicato en la norteña ciudad mexicana de Monterrey.

El sindicato de Cruz, el Comité Organizador de Trabajadores del Campo (COTC), vigila los derechos de los mexicanos que obtienen visas temporales de trabajo para recolectar tomates y pepinos en granjas de Carolina del Norte y Ohio.

En los últimos años, el COTC ha ayudado a eliminar a los intermediarios que cobran hasta 1,200 dólares a los campesinos para solicitar por ellos la visa temporal, un trámite que legalmente no tiene costo.

La abogada del organismo, Alejandra Ancheita, dijo a reporteros que la policía local no ha tenido progreso en la investigación, y que se reunirá próximamente con autoridades federales para demandar mejores resultados.

"Que se investigue tanto el asesinato de Santiago Rafael Cruz como todo lo que provocó y todo los antecedentes de hostigamiento y acoso que han sufrido los defensores de los derechos de los trabajadores migrantes", dijo.

La COTC, afiliada a la poderosa federación laboral estadounidense AFL-CIO, asesora a los inmigrantes sobre sus derechos en Estados Unidos, y los representa durante las negociaciones con sus empleadores.

Según funcionarios del COTC, los "facilitadores" que se hacen pasar por representantes oficiales de las granjas estadounidenses lucraron con miles de las más de 60,000 visas de trabajo temporal que otorgó el Gobierno estadounidense en 2006.

"Esta colección de dinero es una mina de oro para los elementos corruptos", dijo Baldemar Velasquez, director del sindicato e hijo de trabajadores mexicanos que se establecieron en Estados Unidos.

Ahora ve
No te pierdas