Papa Benedicto pide a G8 cancelar deuda

El Pontífice pidió la cancelación de la deuda externa de los países pobres; también quiere impulsar la lucha contra las enfermedades y contra el tráfico de armas.
El Papa quiere que se cancelen las deudas económicas. (Reute  (Foto: )
CIUDAD DEL VATICANO (Notimex) -

El Papa Benedicto XVI pidió a la canciller federal alemana Angela Merkel, quien encabeza el G-8, emprender acciones para una "rápida, completa e incondicional" cancelación de la deuda externa de los países pobres.

En una carta enviada a Merkel, el Pontífice demandó también que el Grupo de los Ocho (G-8) impulse la lucha contra las enfermedades, contra el tráfico de armas, la fuga de capital de los países menos desarrollados además del lavado de dinero y la corrupción.

El texto, dado a conocer este lunes por la sala de prensa del Vaticano, reconoció como una decisión positiva que la próxima cumbre del G-8, que se celebrará en Alemania en junio próximo, se ocupe de la ayuda a África.

"Estoy complacido por el hecho que la pobreza esté en el orden del día de los países del G-8 con una referencia explícita a África; esta temática merece la máxima atención y prioridad en beneficio de los estados pobres así como los ricos", escribió.

El jefe de la iglesia católica recordó el encuentro que tuvo con Merkel el 28 de agosto pasado, en donde ella le aseguró que Alemania coincide con El Vaticano en la preocupación por la falta de ayuda de los países ricos a los pobres.

"La Santa Sede ha sostenido que los gobiernos de las naciones pobres tienen la responsabilidad del buen gobierno y la eliminación de la pobreza, pero es irrenunciable una activa colaboración de los compañeros internacionales en esta", señaló.

"Aquí -añadió- no se trata de una tarea extraordinaria o de concesiones que podrían ser atrasadas a  causa de pesados intereses nacionales, existe sobre todo un deber moral grave e incondicional, basado sobre la pertenencia común a la familia humana".

Benedicto XVI afirmó, en su carta, que las naciones pobres necesitan crear y garantizar en modo  confiable además de duradero, condiciones comerciales favorables que incluyan acceso amplio y sin reservas a los mercados.

Mientras, los países industrializados deben ser concientes de los empeños que han tomado en el ámbito de las ayudas al desarrollo y cumplirlos plenamente, agregó.

Asimismo, el Pontífice pidió a las naciones ricas invertir en la investigación farmacéutica para tratar enfermedades tropicales, además del SIDA y la tuberculosis, mientras llamó a cumplir la "tarea urgente" de encontrar una vacuna contra la malaria.

"La comunidad internacional debe continuar impulsando una reducción significativa del comercio de armas legal o ilegal, el tráfico de materias primas, la fuga de capital de los países pobres además de eliminar el lavado de dinero además de la corrupción".

Indicó que, si bien todos estos retos pertenecen a la comunidad  internacional, el G-8 y la Unión Europea deben desempeñar un rol de guías en este campo.

El Papa aseguró que la "meta 2015" para eliminar en ese año la pobreza extrema en el mundo es apoyada por representantes de diversas culturas y religiones del orbe y calificó ese objetivo como "el más importante de nuestro tiempo".

Ahora ve
No te pierdas