Bush pide al Congreso reforma migratoria

El presidente de EU instó a los legisladores a lograr un acuerdo sobre la inmigración.
WASHINGTON (AP) -

El presidente George W. Bush instó el sábado a los legisladores a ponerse de acuerdo para lidiar con el complicado y áspero problema de la inmigración, que calificó como un “desafío crítico” que enfrenta la nación.

“Necesitamos un sistema en el que se respeten nuestras leyes. Necesitamos un sistema que satisfaga las necesidades legítimas de nuestra economía. Y necesitamos un sistema que trate a la gente con dignidad y ayude a los recién llegados a asimilarse en nuestra sociedad”, dijo en su mensaje semanal por radio. “Debemos atacar todos los elementos de este problema juntos, o ninguno de ellos será solucionado de modo alguno”.

En el país hay unos 12 millones de inmigrantes indocumentados, y la cuestión ha suscitado enconados debates. Bush quiere establecer un programa de trabajadores temporales para algunos de ellos y crear un camino a la ciudadanía para muchos. Dijo que no es realista proponer la deportación de millones de personas.

Lo que califica como reforma inmigratoria amplia había sido su principal prioridad en la política interna.

Pero el presidente se ha visto frustrado por miembros de su propio partido, que controlaron el Congreso hasta enero. Aunque el comercio y la industria demandan más trabajadores de bajo salario, muchos conservadores rechazan el enfoque presidencial de anteponer los intereses de los inmigrantes ilegales a los de los trabajadores estadounidenses.

El Senado aprobó un plan en mayo que permitiría a los inmigrantes ilegales una oportunidad de lograr la ciudadanía y que crearía un programa temporal de trabajadores invitados para los más recientes. Pero esa propuesta murió en la Cámara de Representantes, donde la prioridad fue el refuerzo de la seguridad en la frontera.

En octubre, Bush firmó un proyecto enérgico que autorizó 1,140 kilómetros (700 millas) adicionales de cercas a lo largo de la frontera con México.

Desde entonces, la Casa Blanca ha insistido en que los nuevos esfuerzos de la frontera están teniendo su impacto, mientras busca un compromiso bipartidista para una legislación amplia. Bush dice que está dispuesto a lograr algo, y es una de las pocas cuestiones en que podría atribuirse una victoria con el Congreso en manos de los demócratas.

Ahora ve
No te pierdas