Bush, a favor de una reforma migratoria

El presidente Bush pedirá la aprobación de una reforma que refuerce la seguridad en la frontera también someterá a aprobación ante el Congreso la legalización de 12 millones de inmigrantes.
WASHINGTON (CNN) -

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, volverá a pedir este lunes que el Congreso de su país apruebe una reforma a las leyes de inmigración, un polémico tema que ha dividido a los legisladores.

El presidente se desplazó a la zona fronteriza de Yuma, en Arizona, para hablar del tema, según informó la Casa Blanca.

Bush pedirá a los congresistas la aprobación de una reforma amplia que, además de reforzar la seguridad en la frontera con México, legalice a unos 12 millones de inmigrantes indocumentados en el país.

El sábado miles de personas marcharon en Los Ángeles para pedir por la legalización de los inmigrantes, vistiendo camisetas rojas y cargando banderas estadounidenses.

Según uno de los organizadores, la marcha sirvió para criticar la falta de acción de Bush y del Congreso en el tema.

El Congreso no logró aprobar una reforma migratoria el año pasado, porque parlamentarios conservadores, en su mayoría republicanos como Bush, dijeron que legalizar a los indocumentados sería dar "amnistía" a personas que violaron la ley.

"El año pasado marchamos de blanco y no logramos una reforma, ahora marchamos de rojo. Esperamos que el año que viene no nos toque marchar de azul", dijo por teléfono, aludiendo los colores de la bandera estadounidense.

El coordinador del Movimiento Latino USA Juan José Gutiérrez, criticó el proyecto de ley en discusión en el Congreso, según el cual los inmigrantes pagarían unos 13,500 dólares por el proceso de legalización y tendrían que volver a sus países de origen antes de reingresar a EU.

"Yo pienso que eso es totalmente desconsiderado. Eso no es real. Hay que reconocer que los inmigrantes ya están aquí y ayudan a la economía. Marchamos por legalización y rechazo total al plan de Bush", dijo Gutiérrez.

Los demócratas, que desde enero lideran el Congreso, prometieron aprobar una reforma este año que trate la situación de los ilegales, además de reforzar la seguridad fronteriza para frenar la inmigración.

Este lunes, la presidente de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, pidió a Bush que obtenga los votos republicanos necesarios para aprobar una reforma, según informó un asesor de la legisladora.

El año pasado Bush mandó 6,000 soldados de la Guardia Nacional a vigilar la frontera y firmó una ley que aprobó el Congreso para la construcción de más de 1,125 kilómetros de vallas en la frontera con México, una norma que aún no tiene fondos asignados.

Ahora ve
No te pierdas