Los que trabajan se drogan más

La mayoría de las personas que consumen drogas están integradas a la fuerza laboral; un estudio de la CTM muestra que 7% de los empleados han consumido alguna vez una droga ilegal.
La población laboral se droga más que los desocupados. (Reut
Por Regina Reyes-Heroles C.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Siete de cada 100 personas que tienen trabajo aceptan haber consumido una droga ilegal alguna vez en su vida, y dos de cada 100 mexicanos con empleo dijeron que se han drogado en el último año, según un estudio de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) titulado “Situación actual del consumo de alcohol y drogas en México”. 

Fumar o tomar bebidas alcohólicas son consideradas adicciones, por lo que son drogas. Las ilegales son la mariguana, la cocaína, estupefacientes. Aceptar una adicción a drogas como el cigarro o el alcohol es socialmente aceptado en México, pero admitir una a las ilegales puede ser causa de despido.

“Las adicciones causan ausentismo, baja de eficiencia e inseguridad laboral”, dijo el secretario general de la Secretaría de Bienestar y Ecología de la CTM, Fernando Salgado.

Las drogas ya no son consumidas, como antes se pensaba, por personas “que están en las calles, los datos muestran que la mayoría de las personas que consumen drogas están integradas a la fuerza laboral” afirma el estudio de la CTM, basado en datos de la Encuesta Nacional de Adicciones en el 2002.

“El consumo de las drogas, tiende al aumento, desde mediados de la década de los noventa la cocaína tiene el primer lugar de consumo en la Ciudad de México” dice el documento de la CTM. 

En México, 7% de las personas que tienen empleo admiten haber consumido alguna droga en su vida, mientras que de aquéllos que no tienen trabajo, 3% aceptan haberlo hecho.

Si cada vez más los empleados mexicanos muestran signos de consumir drogas y por esto el empleador y su compañía ven un descenso en su productividad, el cuestionamiento sobre instaurar exámenes sorpresa antidoping podría ponerse sobre la mesa.

“Depende del propósito con que se haga el examen. Si es para dar tratamiento al drogadicto le puede beneficiar; de otra manera pudiera tipificar causal de despido justificado, a menos que sea resultado de un tratamiento comprobado”, dijo Federico García Sámano, profesor de derecho en el ITAM, en una entrevista vía correo electrónico.

La droga ilegal que más se consume es la mariguana, seguida por la cocaína, según el estudio  de la CTM.

Salgado dijo que la CTM no está de acuerdo en que a los empleados se les hagan exámenes sorpresa.

“Estamos completamente en contra, no sirve de nada y afecta a todos los involucrados el hacer un examen sorpresa. Serían una sorpresa sólo para las empresas por la cantidad de personas que tendrían que sustituir”, aclaró Salgado. Además, añadió, es un proceso que causaría más costos a la empresa, pues hay que liquidar a los trabajadores adictos, y después contratar y capacitarlos.

Este tipo de exámenes sólo es buena idea “si se hizo el examen para darle el tratamiento al empleado, de otra manera es con el objeto de despedir al trabajador”, añadió García Sámano.

El problema es que en México no queda claro que una empresa pueda imponer un examen sorpresa. “Hay lagunas legales porque no está reglamentado, y son una violación a las garantías individuales”, dijo el Coordinador General de la Secretaría de Bienestar Social y Ecológico de la CTM, Neftalí Ortiz Velásquez.

Ahora ve
No te pierdas