Anuncian trabajadores "mayo de paros"

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación dijo que bloqueará cruces fronterizos; a la protesta podrían unirse los telefonistas y trabajadores de la UAM con diversas protestas
CIUDAD DE MÉXICO (Agencias) -

Con la amenaza de realizar un paro de 12 horas el miércoles y bloquear cruces fronterizos, miles de trabajadores mexicanos marcharon por las principales avenidas de la capital en reclamo de mejores condiciones laborales, un alto en el alza de precios y la derogación de la recién aprobada reforma al sistema de pensiones.

Algunos sindicatos también pidieron la renegociación del tratado de libre comercio con Estados Unidos en el capítulo agropecuario y se pronunciaron contra las reformas energética, fiscal y laboral, en el marco del Día Internacional del Trabajo.

Artemio Ortiz Hurtado, portavoz de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), dijo que el miércoles bloquearán los cruces fronterizos con Estados Unidos y Guatemala y las diversas casetas de peaje en el país.

"Será un día histórico vamos a establecer un sitio completo en el país; el mapa político va a ser histórico, inédito", declaró el martes durante el acto público en el Zócalo, la principal plaza de la capital, donde culminaron distintas marchas de unos 12 grupos sindicales.

Asimismo, indicó que paralizarán labores en 100,000 centros escolares y bloquearán la oficinas de la Secretaría de Educación Pública y del Seguro Social y sus tiendas.

Se espera que afiliados de los gremios de telefonistas y de la Universidad Autónoma de México se unan al paro.

Portando gigantescas pancartas, cantando consignas y acompañados de tambores, trompetas, sartenes o botellas vacías de agua, los trabajadores marcharon desde diferentes puntos de la ciudad.

El presidente Felipe Calderón, rompiendo la tradición, se abstuvo de encabezar las actividades aduciendo en la víspera que debe cambiar el enfoque para que "la figura principal de la celebración sea el trabajador y no el Presidente". Además, hizo un llamado al "diálogo franco".

Aunque algunos de los portavoces de los sindicatos lanzaron insultos en contra del gobierno de Estados Unidos por "querer apoderarse del territorio mexicano", no se registraron incidentes en el lugar.

Los trabajadores también pidieron salarios mínimos para los miembros del gabinete presidencial, con el fin de que "vean lo que se siente".

Por su parte, el sindicato de maestros anunció que convocará un paro general a partir del 5 de mayo para exigir que se eliminen las reformas a la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), que entre otras cosas, busca que sustituyan el fondo común actual de pensiones por uno individual, aumentar gradualmente la edad de retiro, así como la contribución de los trabajadores.

Algunas personas repartieron volantes pidiendo un boicot hasta el 31 de mayo en contra de las empresas transnacionales como Wal-Mart que sólo paga 2.4% de impuestos, mientras que a los trabajadores se les cobra entre 15 y 28%.

En el estado de Oaxaca, a 350 kilómetros al sureste de la capital, donde las protestas sindicales dejaron el año pasado 20 muertos y cientos de arrestados, varias organizaciones laborales también marcharon para solicitar la liberación de los dirigentes que aún permanecen encerrados y anunciaron que el miércoles harán bloquearán carreteras y tomarán algunas oficinas.

Ahora ve
No te pierdas