Concluye el caso de indígena veracruzana

La autoridad judicial de Veracruz se desdice: “Ernestina Ascencio no fue violada ni asesinada”; el informe final del caso, anula las acciones penales contra militares presuntamente involucrad

"La muerte de la ciudadana Ernestina Ascencio Rosario no es imputable a factores externos y ajenos a la fisiología de su organismo", aseveró, y con ello quedan "sin indicios criminalísticos" de violación u homicidio, como se atribuyó en su momento.

El fiscal para el caso de Ernestina Ascencio Rosario, Juan Alatriste Gómez, informó que al término de las investigaciones ministeriales se concluyó que la mujer de origen indígena no fue objeto de violación ni fue asesinada, sino que falleció por "causas naturales".

En rueda de prensa, afirmó que la Procuraduría General de Justicia de Veracruz (PGJV) desechó las pruebas testimoniales y con ello determinó que no existió violación ni homicidio; de ahí que el Ministerio Público no ejercitó acción penal por estos delitos.

Asimismo, refirió que la causa de la muerte es "una posible parasitosis", y reiteró que la Procuraduría estatal desechó las pruebas testimoniales por no resultar suficientes para acreditar los delitos de violación y homicidio como argumento inicial de la investigación.

En presencia del procurador Emeterio López Márquez, dijo que de la investigación consideró tanto los reportes periciales de medicina y química forense, como estudios de genética e histopatológicos, psicología y criminalística, así como también el expediente clínico del Hospital Regional de Río Blanco.

Con todos estos documentos, se integró un estudio científico, técnico y pericial, donde se concluyó que la muerte de la anciana no son imputables factores externos y ajenos a la fisiología del organismo como causa reiterada "mecánica o patológica", pese a que existen "desgarros anales del esfínter atribuidos a distintos factores".

De esta forma terminó la indagación sobre el hecho, en el cual habían sido señalados como presuntos responsables hombres uniformados, y cuyo expediente consistió en 216 fojas en cinco tomos.

 

Ahora ve
No te pierdas