Dimite ministro de Israel

Diversos sectores piden también la renuncia del Primer Ministro Ehud Olmert; un informe oficial encontró "graves errores" del gobierno en la guerra contra Líbano
Manifestantes con velas exigen renuncia del Primer Ministro
JERUSALEN (AP) -

Un ministro del gabinete renunció el lunes en protesta por la negativa del primer ministro Ehud Olmert a dimitir, luego que un informe oficial lo hallara culpable de graves errores en la guerra contra el Jezbolá en el Líbano el año pasado.

El ministro sin cartera Eitan Cabel, del Partido Laborista, renunció el martes e instó al primer ministro a hacer lo propio.

''El debe asumir la responsabilidad'', dijo Cabel en una conferencia de prensa. ''Yo no puedo permanecer más en un gobierno encabezado por Ehud Olmert''.

Olmert, desafiante, señaló que no renunciará tras la divulgación del reporte del panel el lunes, pese a que la investigación concluyó que el primer ministro tuvo errores de criterio al dirigir el conflicto.

Por su parte, la vocera Miri Eisin, confió el martes en que el primer ministro podría recuperar su autoridad erosionada.

''El está absolutamente al tanto de la falta de confianza pública, pero siente que en vez de entrar en un periodo de turbulencia, debe ser quien atienda los problemas'', dijo Eisin. ''El piensa que mediante sus acciones, llegará el apoyo del público''.

Olmert enfrenta todo un desafío. Los editoriales y artículos de los diarios exigieron que renuncie, tras señalar que ha perdido la confianza del pueblo israelí.

El reporte ''no contiene siquiera una palabra de indulgencia en la que pudiera apoyarse el primer ministro a fin de prolongar su periodo'', señaló el diario Haaretz en un editorial. ''Va de salida'', encabezó el diario Maariv.

Por ahora, Olmert parece seguro en su puesto. Pese a las críticas severas, sigue siendo el jefe de un gobierno amplio de coalición, cuyos miembros parecen reacios a arriesgar sus propios puestos si celebran nuevas elecciones.

Olmert, del Partido Kadima, convocó a una reunión de emergencia de su gabinete, para el miércoles, a fin de discutir la investigación sobre la guerra. El Knéset o parlamento programó también una sesión especial para el jueves.

El Kadima y el Laborista son las dos facciones más grandes de la coalición gobernante.

Olmert llevaba apenas unos meses en el puesto cuando estalló el enfrentamiento, luego que los guerrilleros del Jezbolá en Líbano mataron a tres soldados y capturaron a otros dos en una incursión a Israel, el 12 de julio.

El primer ministro delineó un par de objetivos principales: Rescatar a los soldados y derrotar al Jezbolá. Ninguna meta se cumplió luego de 34 días de combates, e Israel quedó traumatizado por el lanzamiento de casi 4,000 cohetes hacia las comunidades del norte.

Ahora ve
No te pierdas