Iglesia de EU dispuesta a ser refugio

Los organizadores del "Nuevo Movimiento de Refugio" confían en que no habrá arrestos en las sed el fin es evitar que los indocumentados sean deportados.
Una iglesia católica de Los Ángeles dará refugio a partir de
LOS ÁNGELES (AP) -

Varias iglesias en distintas ciudades de Estados Unidos anunciaron que albergarán a inmigrantes indocumentados, a fin de evitar que sean deportados y llamar la atención sobre la necesidad de reformar las leyes migratorias.

A partir del miércoles, una iglesia católica de Los Ángeles y una luterana de North Hollywood darán albergue a una persona cada una como parte del ''Nuevo Movimiento de Refugio''.

''Queremos ponerle un rostro humano a las leyes de inmigración que son tan complejas y despertar la conciencia del espíritu humano'', destacó el padre Richard Estrada de la Iglesia de Nuestra Señora Reina de Los Ángeles, donde vivirá un inmigrante indocumentado.

Los organizadores confían en que los agentes de inmigración arrestarán a nadie dentro de las iglesias.

La percepción tiene su origen en el caso de Elvira Arellano, una indocumentada con orden de deportación quien está refugiada en una iglesia metodista de Chicago desde agosto y a quien la Agencia de Inmigración y Aduanas no ha tratado de arrestar.

La decisión ha sido criticada por grupos contrarios a la permanencia de indocumentados en Estados Unidos.

Ira Mehlman de la Federación para la Reforma de Inmigración en Estados Unidos, denunció que ''esas iglesias están siendo caritativas con los fondos de otros. Los inmigrantes indocumentados le arrebatan el trabajo a otros, y llenan las aulas escolares'', agregó.

El nuevo esfuerzo tiene como modelo el movimiento de la década del 80, cuando las iglesias protegían a refugiados centroamericanos que huían de las guerras en sus países.

Entre los organizadores del actual movimiento figuran miembros de varias religiones, judía, musulmana, católica y otras.

Otras iglesias en San Diego, Seattle, Chicago y en Nueva York no albergarán a indocumentados en un principio. Sin embargo, darán asesoría legal y les acompañarán a las audiencias en los tribunales y tienen previsto albergarlos si las autoridades amenazan con deportarlos.

El plan surge en momentos en que se han estancado los esfuerzos de una reforma legislativa y decenas de miles de inmigrantes han sido detenidos y deportados al intensificarse las redadas de inmigración.

El primer inmigrante que recibirá refugio en Los Ángeles será un hombre que tiene dos hijos ciudadanos estadounidenses, señaló la ministra religiosa Alexia Salvatierra, directora ejecutiva del grupo Clero y Laicos Unidos para la Justicia Económica, una asociación de grupos religiosos y seglares que fomenta un plan nacional.

El hombre, cuya identidad no fue revelada, trabajó 17 años como cocinero en el aeropuerto internacional de Los Ángeles antes de sufrir un accidente laboral hace más de un año, señaló. No ha podido trabajar desde entonces y está a punto de ser deportado.

El otro refugiado es un ciudadano guatemalteco que tiene un negocio de jardinería y dos hijos nacidos en Estados Unidos. El hombre escapó de la guerra civil que azotó a su país en la década del 90. Se le negó el asilo político y se ordenó su deportación.

En Nueva York, algunas iglesias están dispuestas a darle refugio a un haitiano y a una pareja china, también con orden de deportación y cuyos hijos nacieron en el país, dijo el padre Juan Carlos Ruiz.

Ahora ve
No te pierdas