Persisten problemas con el Transantiago

En la capital chilena se registró otro enfrentamiento entre policías y usuarios del tren; la nueva red de transporte que instaló la presidenta Bachelet aún no corrige todas sus deficien
La popularidad de Michelle Bachelet ha caído por los problem  (Foto: )
SANTIAGO (CNN) -

La policía reprimió con gases lacrimógenos a centenares de furiosos, usuarios del tren subterráneo en la capital chilena, que protestaron por una falla en el sistema en la hora punta del lunes, en el más reciente episodio de una crisis en el transporte en la ciudad.

Pasadas las 8.00 hora local, cientos de personas abandonaron la estación Las Rejas del tren subterráneo, en la zona oeste de la capital, ante una inesperada falla de un tren, que afectó a otros, y ocuparon la principal avenida de la capital.

La protesta, la más reciente desde que debutó el problemático sistema de transportes Transantiago en febrero, provocó un embotellamiento vehicular y fue reprimida por la policía que dispersó con gases lacrimógenos a los indignados usuarios.

"Estamos hartos. El metro colapsa, llevo una hora tratando de llegar al trabajo. ¡Basta Ya!", dijo un ofuscado usuario, en las afueras de la estación Las Rejas, al canal de televisión TVN.

El Metro o tren subterráneo es una de las piezas claves del Transantiago, un plan que implicó el cambio de todos los recorridos de los autobuses que transitan por la ciudad y que ha tenido serias fallas.

La popularidad de la presidenta chilena, Michelle Bachelet, ha caído debido a las falencias del sistema que pretendía, entre otros puntos, reducir los tiempos de viaje de los santiaguinos y bajar la contaminación del aire, especialmente grave en invierno.

El servicio del Metro, que estuvo interrumpido por cerca de media hora ante una falla en el sistema de puertas de uno de los trenes, provocó un efecto en cadena en el resto del sistema, aunque en la estación Las Rejas, que concentra una alta afluencia, los efectos fueron mayores.

El sábado, otra falla en uno de los trenes del Metro provocó que los usuarios fueran obligados a abandonar el ferrocarril y caminar decenas de calles para llegar a su destino.

La crisis del transporte provocó la destitución del ministro encargado del tema, y la propia Bachelet ha pedido disculpas al país por los "errores" que han provocado serios problemas en la puesta en marcha del Transantiago.

Ahora ve
No te pierdas