Nicolas Sarkozy nombra a gabinete

El nuevo presidente nombró al izquierdista Bernard Kouchner como ministro de Relaciones Exterio establecerá un cuerpo consultivo de política exterior que podría limitar el trabajo de Kouchner
Sarkosy nombró a 7 mujeres en su gabinete, además instaló a
PARÍS (CNN) -

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dio a conocer el viernes un gabinete de base amplia, nombrando al popular izquierdista Bernard Kouchner como ministro de Relaciones Exteriores, en un gobierno que supone una reducción del número de carteras.

Manteniendo una promesa electoral, Sarkozy nombró a siete mujeres para su gabinete de 15 miembros y redujo el número de ministros a la mitad con respecto al anterior Ejecutivo.

Sarkozy y el primer ministro Francois Fillon, quien fue designado el jueves, mantendrán su primera reunión de gabinete, enviando una clara señal de que quieren ponerse a trabajar inmediatamente en su programa de reformas.

El ex primer ministro Alain Juppe fue elegido número dos al frente de un nuevo "superministerio" que reúne Medio Ambiente, Desarrollo Sostenible, Energía y Transportes.

El ministro de Trabajo saliente, Jean-Louis Borloo, encabeza un nuevo Ministerio de Estrategia Económica, a cargo de una cartera modernizada que incluye lo relacionado con empleo.

Borloo se verá ensombrecido por Eric Woerth, ex tesorero del partido gobernante UMP de Sarkozy, quien será responsable del presupuesto estatal y todos los aspectos del gasto público, en un nuevo cargo que apunta a racionalizar el gobierno y reducir costos.

No quedó claro en lo inmediato quién dirigiría la política industrial y el comercio exterior. Ambas áreas pertenecían antes a ministerios separados, pero los cargos estaban ausentes en la lista de gabinete del viernes.

En primer lugar, Sarkozy buscó llegar a la oposición y escogió a tres izquierdistas para su administración: Kouchner como ministro de Relaciones Exteriores, Jean-Pierre Jouyet como secretario de Estado para Europa y Eric Besson como secretario de Estado para Política Pública.

Los socialistas acusan a Sarkozy de intentar desestabilizar a su partido, que aún está luchando por asimilar su derrota electoral presidencial, y han subestimado la medida de Kouchner, diciendo que la oficina del presidente se meterá en las partes centrales de su cartera.

Sarkozy planea establecer un cuerpo consultivo sobre política exterior que podría limitar el espacio para cualquier maniobra de Kouchner, ex gobernador de la ONU en Kosovo y cofundador de la organización Médicos Sin Fronteras, ganadora de un premio Nobel de la Paz.

Buscando llegar a los aliados centristas, Sarkozy nombró a Herve Morin ministro de Defensa, en sustitución de Michele Alliot-Marie, que pasa a Interior. Este Ministerio se queda sin la responsabilidad por los temas de inmigración.

Estos pasaron a una nueva cartera de Inmigración e Identidad Nacional, altamente controvertida, que Sarkozy encargó a su antiguo aliado Brice Hortefeux.

Una de las primeras tareas del nuevo gobierno será la campaña para las elecciones legislativas del 10 y 17 de junio, que el presidente debe ganar para conseguir respaldo a su programa de reformas.

 

 

 

 

Ahora ve
No te pierdas