AI investiga abusos militares en México

El ejército fue acusado de abusar de adolescentes durantes los operativos antidrogas; Amnistía Internacional indagará las denuncias presentadas en Guerrero, Michoacán, Tabasco y Chi
La CNDH ha recibido más de 50 denuncias de abusos por milita  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Amnistía Internacional (AI) dijo el jueves que investiga nuevas denuncias de abusos de militares en medio de la mayor ofensiva antidrogas en México en los últimos años, tras un informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que acusó a soldados de violar adolescentes durante el operativo.

El presidente Felipe Calderón, apenas asumió el gobierno en diciembre 2006, envió 25,000 soldados y policías federales a varios estados, en un intento por detener la escalada de violencia del narcotráfico, que ha dejado alrededor de 1,000 muertos este año.

Un informe presentado hace dos semanas por el defensor mexicano, José Luis Soberanes de la CNDH, incluyó más de 50 denuncias contra militares por abusos, como violaciones a mujeres y tortura, que llevaron a la oposición a pedir el retiro del ejército de la ofensiva.

"Hemos recibido reportes (de abusos) principalmente de Michoacán, Guerrero, Tabasco y también de Chiapas, son de diferentes tipos", dijo Rupert Knox, investigador de Amnistía Internacional sobre México, en entrevista telefónica desde Londres. "Seguimos en proceso de investigación", agregó.

Knox no quiso detallar qué tipo de denuncias investigan y dijo que Calderón "está priorizando una visión muy estrecha de la seguridad pública" y "no ha demostrado ni compromiso ni voluntad política para avanzar en la protección de los derechos humanos" en sus primeros meses de administración.

Muchos críticos dicen que los soldados no están preparados para este tipo de ofensiva y para trabajar codo a codo dentro de la sociedad, pero el gobierno dice que el ejército es la única fuerza que tiene la capacidad suficiente para hacer frente a los narcotraficantes.

"Las Fuerzas Armadas representan una de las instituciones más admiradas y respetadas por los ciudadanos", dijo Calderón en el texto del Plan Nacional de Desarrollo, publicado el jueves por el diario oficial.

"Recuperar la normalidad en el respeto a la ley y la convivencia social ordenada, requiere que el Estado emplee los recursos con los que cuenta para combatir al narcotráfico y la participación de las Fuerzas Armadas es uno de los más valiosos", agregó.

El ejército ha participado en la lucha antidrogas desde hace décadas, pero sólo en la erradicación de plantíos de marihuana. Con el operativo de Calderón, ahora cumple funciones policíacas, que diversos sectores no ven con buenos ojos.

El general José Francisco Gallardo, que estuvo ocho años preso tras denunciar violaciones a los derechos humanos por parte de soldados y pedir la creación de un defensor militar, coincide en que las fuerzas armadas no deben participar en el operativo.

"El ejército debe regresar a sus cuarteles y que la autoridad civil retome su responsabilidad en la seguridad pública", dijo en una entrevista.

Gallardo fue condenado por la justicia militar por delitos que van desde malversación a difamación a 28 años de cárcel y algunos organismos de derechos humanos lo consideraron un preso político. Pero en febrero del 2002 una orden presidencial redujo su sentencia a 8 años y fue liberado.

Ahora ve
No te pierdas