Alemania, lista para Cumbre del G8

El país cree que el plan de EU de crear un sistema de misiles en Europa no afectará la reunión; entre los temas a tratarse está el cambio climático, la ayuda a África y el comercio global.
La seguridad en Heiligendam aumentó días antes de que inicie

Alemania se declaró lista para recibir el miércoles a los líderes del Grupo de los Ocho confiada en que el polémico plan de Estados Unidos (EU) de establecer un sistema de misiles en Europa oriental no ensombrecerá la reunión cumbre, cuya agenda formal tiene entre sus principales temas el combate al cambio climático.

La cumbre del G-8 se desarrollará del miércoles hasta el viernes en medio de fuertes medidas de seguridad para proteger este poblado ubicado en la costa del Mar Báltico, y en cuyas cercanías ya se han desarrollado varias protestas, algunas de ellas de manera violenta.

Funcionarios del gobierno alemán dijeron desde Berlín a periodistas que asisten a Heiligendamm que entre los temas a tratar en las reuniones de los líderes del G-8 se encuentran el cambio climático; la ayuda a África; los programas nucleares de Irán y Corea del Norte; la lucha contra el terrorismo, y la Ronda de Doha sobre comercio internacional.

Otros asuntos de la agenda internacional, como el posible sistema de misiles estadounidense en Europa, serán abordados en reuniones bilaterales o en encuentros informales, dijeron los funcionarios que pidieron no ser identificados.

En días previos a la cumbre se ha especulado sobre la posibilidad de que el tema de los misiles opaque otros de los asuntos que serán abordados, algo que los representantes alemanes descartaron.

La posibilidad de que EU coloque un escudo antimisiles, con el argumento de impedir un ataque a Europa por parte de Corea del Norte o de Irán, ha provocado el enojo de Rusia, cuyo presidente Vladimir Putin advirtió el fin de semana que de concretarte su país se vería obligado a enfilar sus armas contra sitios europeos.

El otro tema que ha causado expectativa, además de diferencias de enfoque entre países de la Unión Europea y EU, es el cambio climático y la forma en combatirlo.

Los funcionarios alemanes confiaron en que al final haya una convergencia sobre el cambio climático entre los miembros del G-8 (Rusia, Japón, Alemania, Francia, EU, Gran Bretaña, Italia y Canadá), cuyo lugar de estadía y encuentros ya es custodiado por miles de policías y ha sido cercado por una valla metálica de 12 kilómetros.

La canciller alemana Angela Merkel, anfitriona del encuentro, ha dicho que le gustaría alcanzar acuerdos con los otros siete líderes en su propuesta que incluye trabajar para que antes del año 2050 se recorte en un 50% las emisiones de gases invernadero por debajo de los niveles de 1990.

El presidente estadounidense George W. Bush hizo hace unos días otra propuesta que considera, más que metas concretas, realizar reuniones con otros países para establecer estrategias de largo plazo.

Organizaciones civiles, como el grupo Greenpeace, consideran que el G-8 debe establecer compromisos claros, en tanto esos países son los principales causantes del cambio climático con una emisión de cerca del 40% de bióxido de carbono a nivel global.

Funcionarios alemanes dijeron que es un buen signo el hecho de que algunos países como EU hayan hecho anuncios sobre cambio climático antes de la reunión.

Esta cumbre será la última a la que asista el primer ministro británico Tony Blair y la primera del presidente francés Nicolás Sarkozy.

Durante el encuentro, los líderes del G-8 también sostendrán reuniones con los países del llamado Grupo de los Cinco: Brasil, China, India, México y Sudáfrica.

 

Ahora ve
No te pierdas