Mala tierra aumenta pobreza y migración

En América Latina 50% de la tierra está degradada, informó la CEPAL; en el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación se presentan iniciativas que ayudan.
La degradación de la tierra disminuye los campos agricultore
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La degradación de la tierra en América Latina aumenta la pobreza y la migración, informó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

En la región, 50% de la tierra está degradada. En países como Brasil, Perú, Chile, Venezuela, Bolivia, Colombia México, Paraguay, Argentina, Ecuador, las Guyanas, Suriname y Bélice entre el 91% al 63% de las tierras tiene algún tipo de degradación.

La degradación de la tierra “potencia un círculo vicioso en las zonas rurales: sobreexplotación del suelo, degradación, mayores exigencias para producir, más pobreza, inseguridad alimenticia, migración”, dijo la CEPAL en un comunicado de prensa difundido este lunes.

El mal estado de la tierra afecta, sobre todo, a las comunidades agricultoras, además de que convierte a las regiones en zonas vulnerables a las catástrofes naturales y sequías severas. En el momento en el que la tierra se vuelve poco productora, la empuja a la migración de los latinoamericanos y se aumenta la pobreza de quienes dependen de ella.

En el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación, la comisión destaca  tres iniciativas locales que mejoran la calidad de vida de agricultores en países latinoamericanos.

“El propio hombre ha provocado este fenómeno en muchos casos, pero sólo algunos países tienen programas o políticas destinadas a recuperar los suelos”, dijo la CEPAL, “sin embargo, la acción de comunidades locales hace una importante diferencia, como muestran tres experiencias innovadoras que enfrentan con éxito esta amenaza”, añadió el comunicado.

Las iniciativas son:

1.- En Valente, Bahía, zona semi-árida del Brasil,  un grupo de pequeños agricultores, se unieron para producir artículos de fique (sisal) y mejorar la crianza de cabras y abejas. Hoy transportan sin intermediarios los productos de fique a los puntos de venta, tienen industrias que generan 900 empleos y una escuela rural que ha formado a 1,800 alumnos. Manejan un fondo rotatorio de créditos para inversiones en granjas pequeñas y capacitan a los productores. Logros: un mejor precio por el sisal al aumentar su capacidad negociadora, desarrollo de la industria local, creación de créditos para la producción, más carne y leche de cabras saludables, más familias campesinas que se quedan en Valente, disminución de la pobreza.

2.- La escasez de agua para cultivar las pequeñas propiedades agrícolas en la Sierra de Teixeira, Cacimbas, Estado de Paraiba, Amazonia, Brasil, llevó a que una ONG se uniera con las familias campesinas para construir sistemas de recolección de agua (cisternas, pozos y tanques subterráneos) que facilitaran la producción y el acceso domiciliario a una red de 300 organizaciones de campesinos.

3.- Una maleza venenosa – el kellu kellu-  se extiende por los suelos del altiplano desde Perú hasta el norte de Argentina. Hace medio siglo crece entre los pastizales, mata al ganado, invade las plantaciones de cebada, alfalfa y quinua, obliga a los campesinos a emigrar a las ciudades. En Bolivia, una ONG se sumó a las autoridades locales y con 773 familias trazaron un plan de erradicación exitoso que ya ha recuperado 16 mil hectáreas para la producción.

Ahora ve
No te pierdas