Esta semana se discute la ley migratoria

El senador demócrata Edgard Kennedy confía en que se aprobará la iniciativa; La reforma incluye un programa de empleo temporal.
La discusión sobre la reforma migratoria iniciará esta seman

El senador demócrata Edgard Kennedy se dijo hoy confiado en que la reforma migratoria, cuya discusión iniciará esta semana en el Senado, podrá ser aprobada ya que hay buen respaldo entre los republicanos.

"Creo que podremos aprobar la iniciativa y creo que tenemos apoyo entre el Partido Republicano", dijo el demócrata por Massachusetts, uno de los autores de la iniciativa que defendió como respuesta "dura, justa y práctica" al problema de la inmigración
ilegal.

Kennedy insistió en la necesidad de que el Senado se aboque a corregir un sistema migratorio ineficiente, reiterando su noción de que "este problema empeorará si no hacemos nada", aunque reconoció que el producto final no podría ser el más deseado.

Refutó a los críticos de la iniciativa por no ofrecer alternativas reales y prácticas e hizo un recuento de las acciones en las que el Senado se ha embarcado en busca de una solución.

"Tenemos un terrible problema y este país demanda una respuesta", dijo entrevistado en el programa "This Week" (Esta Semana) de la cadena ABC.

La iniciativa abre la legalización a 12 millones de indocumentados que llegaron a Estados Unidos antes del 2007, crea un programa de trabajo temporal para 400,000 trabajadores futuros e incluye un sistema de puntaje para otros inmigrantes.

Kennedy reconoció que el proceso hacia la consolidación de una ley de alcances amplios no será fácil por la presencia de enmiendas "de gente que no está interesada en esta iniciativa".

Una de ellas es la propuesta por la senadora republicana por Texas, Kay Bailey Hutchinson, la cual plantea requerir que los padres de familia regresen a sus países de origen para solicitar su residencia, algo a lo que Kennedy dijo oponerse "firmemente".

En el mismo programa, el senador republicano por Alabama, Jeff Sessions, uno de los principales opositores a la iniciativa, concedió la posibilidad de que la reforma sea aprobada al reconocer que Kennedy "tiene un buen grupo de votos".

"Pero su apoyo se está erosionando. Muchos importantes senadores que pensábamos iban a apoyarlo han anunciado en días recientes que no lo apoyan", dijo.

Los casos más emblemáticos fueron los de los senadores por Georgia, Saxby Chamblis, y Johnny Isakson, quienes habían respaldado la iniciativa originalmente, pero anunciaron su oposición como resultado del repudio entre un amplio sector republicano en su estado.

Sessions dijo que aún frente a un escenario de apoyo considerable a la iniciativa "nosotros vamos a utilizar cualquier esfuerzo para atrasar este proceso y continuar deteniéndolo".

El legislador desestimó la noción de que su rechazo a la iniciativa tenga motivaciones raciales e insistió que este tiene que ver más con aspectos que no garantizan que cualquier ley que emane de este proceso pondrá fin a los flujos de inmigrantes indocumentados.

La dificultad para generar un amplio consenso a favor del producto final del debate quedó en evidencia aún por senadores que están a favor de retomar el debate, como el republicano por Mississippi, Trent Lott.

"Esta es una iniciativa complicada, con muchas partes, algunas de las cuales no me gustan. No estoy comprometido a votar por el producto final, pero estoy comprometido a intentarlo", dijo entrevistado por la cadena Fox.

Lott, quien anunció que votará este martes a favor de limitar el debate de la reforma, dijo que aún comparte la posición de quienes insisten en reforzar la frontera, pues el problema que presenta el fenómeno de la migración ilegal va más allá.

"Es cierto que debemos asegurar primero la frontera pero hay más que eso. Tenemos gente en el país que no sabemos quiénes son, no hay requerimientos sobre cómo vamos a confrontarlos en el futuro, porque ellos van a venir aquí a buscar empleos.

Ahora ve
No te pierdas