Europa sin espíritu común: Prodi

El primer ministro italiano acusa a algunas naciones del bloque de anteponer intereses naciona critica la desigualdad entre los países del bloque.

El primer ministro italiano, Romano Prodi, acusó el domingo a países como Gran Bretaña y Polonia de poner los intereses nacionales por delante de los objetivos europeos, y dijo que Europa ha perdido el espíritu común para progresar.

Un día después de que los líderes de la Unión Europea alcanzaran un acuerdo para un mandato que revise las instituciones comunitarias, Prodi dijo al diario italiano La República que está profundamente apesadumbrado por cómo cada paso dado en la tensa cumbre parecían una "proclamación de doctrina".

"Como europeo, permítanme estar amargado por el espectáculo y sentirme en contra", dijo.

"En muchos años, nunca he visto con tanta dolorosa claridad la existencia de dos Europas: una, de la mayoría que cree y desea avanzar, la otra, que persigue una reducción del papel de la Unión Europea como un objetivo político nacional", precisó.

Bajo el acuerdo, los 27 jefes de Estado y de Gobierno de la Unión aceptaron negociar una reforma del tratado para finales de este año, que tendrá que ser ratificada en 2009, sustituyendo a la Constitución que fue rechazada en el 2005 por los electores franceses y holandeses.

Si se ratifica, el tratado debería proporcionar a la UE un liderazgo más fuerte, un proceso de toma de decisiones más ágil y más competencias a los parlamentos nacionales y europeo.

Prodi arremetió particularmente contra Reino Unido por su "obstinación" en querer que el himno y la bandera europeas quedaran excluidas del tratado y por "llevar a cabo una batalla" contra la Carta de Derechos Fundamentales.

"El empecinamiento de algunos gobiernos a negar cualquier aspecto emocional de Europa me duele", dijo, también metiendo a Polonia, la República Checa y Holanda en esa categoría.

"Y estos son los mismos gobiernos que reprochan a Europa estar alejada de los ciudadanos. ¿Pero cómo puedes hacerles sentirse orgullos si se les niega los símbolos de su orgullo?", agregó.

Prodi consideró el nuevo tratado como "un paso atrás" con respecto a la Constitución, incluso aunque suponga un avance en otros aspectos.

"Este tratado da a Europa los instrumentos que hasta ahora no tenía", dijo. "Pero el espíritu de cooperación para ir hacia adelante ya no existe", añadió.

Ahora ve
No te pierdas