Confirma SSP relevo de mandos policiales

El secretario Genaro García Luna corroboró la destitución de 34 mandos de la Policía Federal; este proceso contribuye a una depuración de los mandos para combatir la corrupción en el país.
CIUDAD DE MÉXICO (Agencias) -

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSP), Genaro García Luna, informó que a partir de este lunes se relevaron a los mandos de la Policía Federal Preventiva (PFP) de las 32 entidades del país, por cuestiones de desempeño.

En rueda de prensa, precisó que se hizo una selección rigurosa a un total de 206 elementos de la PFP y la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y del total, los 32 con mejores resultados relevarán a los altos mandos.

En total serán 284 elementos y mandos policiales lo que serán relevados para un proceso de depuración de la policía federal, dentro del combate a la corrupción en el país.

Las pruebas incluyeron, explicó el funcionario, exámenes de mando, de desempeño, así como cursos de especialización, a las cuales seis elementos se rehusaron a presentarlas, 16 no lo acreditaron y 284 fueron quienes resultaron como acreedores a formar parte de los nuevos mandos.

El secretario informó que de manera permanente los nuevos mandos serán sometidos a exámenes antidoping y de polígrafo.

Las personas relevadas no perderán sus grados y serán puestos a cursos de profesionalización.

García Luna indicó que uno de los ejes de este relevo de mandos es "la profesionalización depuración de jefes de la policía, además del desarrollo de nuevos sistemas de operación y coordinación entre autoridades y servidores de gobierno".

De acuerdo con analistas de seguridad, los agentes policiales mexicanos -muchos mal pagados, mal equipados y mal preparados- se exponen a ser seducidos por los poderosos cárteles de la droga mientras combaten al narcotráfico, que deja ejecutados a largo y ancho de México casi cotidianamente.

Las propias autoridades han reconocido que miembros desertores de la policía y del ejército integran el temido brazo de sicarios del Cartel del Golfo.

A poco de asumir en diciembre, el presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva antidrogas enviando a unos 25,000 soldados y policías federales a varios estados, sobre todo en la frontera con Estados Unidos y en la costa del Pacífico.

Pero a pesar de los mayores controles, retenes militares en las carreteras y operativos, la violencia no ha disminuido y en lo que va del año los ejecutados ya superan los 1,000.

Ahora ve
No te pierdas