El cansancio laboral de los futbolistas

El agotamiento de Pável, Osorio y Salcido no es exclusivo de los deportistas de alto rendimient las empresas sufren pérdidas debido al bajo rendimiento del personal que padece estrés laboral.
Futbolistas clave del equipo mexicano argumentan cansancio.
Regina Reyes-Heroles C. y José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El agotamiento laboral que sufren los futbolistas Pável Pardo, Ricardo Osorio y Carlos Salcido y que los dejará fuera de la Copa América, es un mal extendido por otras empresas, que resienten la falta de rendimiento de los trabajadores.

El cansancio laboral es uno de los principales problemas para la salud y el buen funcionamiento de las entidades para las que trabajan, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Un trabajador estresado suele ser más enfermizo, estar poco motivado, ser menos productivo y tener menos seguridad laboral; además, la entidad para la que trabaja suele tener peores perspectivas de éxito en un mercado competitivo”, según un reporte de la OMS.

La Organización Internacional del Trabajo, por su parte, estima que el agotamiento, el estrés y la violencia en el trabajo causan pérdidas económicas equivalentes a entre 1% y 3.5% del PIB de un país.

Tras perder este domingo la Copa de Oro frente a Estados Unidos, el mediocampista Pardo y los defensas Salcido y Osorio, argumentaron “agotamiento” para no acudir esta semana a la Copa América en Venezuela, donde México compite en el Grupo B contra con Brasil, Chile, y Ecuador.

Las tres figuras “clave” de la selección juegan en equipos europeos y antes de la Copa América habían disputado largas temporadas en el Viejo Continente.

Salcido, de 26 años, juega para el PSV Eindhoven de Holanda. Tuvo 20 días de vacaciones después de que su equipo ganara el torneo local a fines de abril. Fue contratado en 2006 por cuatro años y su transferencia costó entre 3.5 y 5 millones de euros.

Pardo y Osorio, de 29 y 26 años respectivamente, juegan en el Stuttgart de Alemania.

Los salarios de tres futbolistas no son públicos, a diferencia de otros, aunque los equipos de esos países pagan altos sueldos, como los 540,000 dólares anuales de Ahn Jung Hwan, que milita en el MSV Duisburg, o los 1.8 millones de dólares de Bastian Schweinsteiger, del Bayern Munich.

“Creo que las empresas se beneficiarían del descanso de los trabajadores, de salir de la rutina, romper y olvidarse de las especificaciones del trabajo, para volver con mucha más energía para trabajar”, dijo Mateo Cuadras, director general de la bolsa de trabajo Bumeran.com.mx.

“Los deportistas tienen un agravante: someten su cuerpo y su mente, tienen una exigencia física que me imagino que precisan cerrar el ciclo, y descansar para volver a iniciar”, agregó.

Los jugadores mexicanos han dicho que en Europa trabajan más duro de lo que solían hacerlo en México.

“Lo que más aprendí este año fue que en Europa debes dedicarte 100% al fútbol; en México nos miman, pero allá la gente es dura y uno crece más”, dijo  Salcido en mayo pasado.

A diferencia de los mexicanos, algunos jugadores estadounidenses han mostrado su disposición para ganar la Copa América, pese al cansancio acumulado.

“Físicamente siempre es duro. Nosotros jugamos seis partidos en un lapso breve de tiempo. Pero haremos todo lo que necesitemos para estar listos para ese partido”, dijo Benny Feilhaber, jugador estadounidense cuya selección se enfrentará en su primer partido a Argentina.

 

 

(Con información de agencias)

Ahora ve
No te pierdas