"El silencio mata": Sarkozy sobre Darfur

El presidente francés instó a los participantes en una cumbre a frenar la violencia; Francia se reunió con funcionarios de otros países para galvanizar los esfuerzos internacionale
Sarkozy habla sobre la crisis humanitaria en Darfur. (Archiv

Con las palabras "El silencio mata", el presidente francés, Nicolas Sarkozy, instó el lunes a los participantes en una cumbre sobre la crisis humanitaria en Darfur a encontrar una forma para frenar la violencia rampante en la región del oeste de Sudán.

Francia se reunió con destacados funcionarios de más de una docena de países en una reunión en París destinada a galvanizar los esfuerzos internacionales para estabilizar una región en la que Estados Unidos dice que ha tenido lugar un genocidio.

Sudán, que no asistió a la cumbre, acordó a principios de este mes el envío de una fuerza conjunta de Naciones Unidas y la Unión Africana compuesta por más de 20,000 soldados y policías, pero muchos diplomáticos dudan de que pueda mantener su palabra.

El propósito de esta fuerza es frenar la violencia en Darfur, donde los expertos internacionales estiman que 200,000 personas murieron y 2.5 millones fueron expulsadas de sus casas en más de cuatro años de enfrentamientos. Sudán estima la cantidad de muertos en 9,000.

"Como seres humanos y como políticos, debemos resolver la crisis de Darfur", dijo Sarkozy a los responsables reunidos en el palacio presidencial francés.

"El silencio mata (...) Queremos movilizar a la comunidad internacional para decir 'ya es suficiente'", añadió.

Sarkozy dijo que esperaba incrementar los esfuerzos internacionales para mediar en una solución política, algo que los responsables estadounidenses dicen que es vital para ayudar a que la fuerza híbrida propuesta estabilice la región.

También añadió que la actual fuerza de 7,000 hombres de la UA, que es considerada ineficaz y que será reforzada por el contingente mixto, debe conseguir más fondos. Añadió que Francia tenía la intención de contribuir con unos 10 millones de euros (13.46 millones de dólares).

Las delegaciones de los principales donantes del mundo, miembros del G8 y de China se reúnen durante un día para hallar una solución política al conflicto y también para abordar temas humanitarios, de seguridad, desarrollo y reconstrucción.

Francia ha prestado más interés a Darfur desde que Sarkozy asumió el cargo y ha propuesto enviar a una fuerza internacional al vecino Chad para ayudar a estabilizar los campos de refugiados allí, que albergan a decenas de miles de personas que han huido de Darfur.

El problema de Darfur se remonta a principios del 2003, cuando rebeldes no árabes se levantaron en armas acusando al gobierno de no atender sus demandas en la árida y remota región. Jartum movilizó una milicia árabe para atajar la revuelta.

Algunos miembros de la milicia, conocida como los Janjaweed, se embarcaron en una campaña de asesinatos, pillaje y violaciones. Sudán niega que apoye a los Janjaweed.

Ahora ve
No te pierdas