Kirchner sufre doble contraste electoral

El mandatario perdió apoyo en las elecciones locales donde sus candidatos fueron derrotados; en Buenos Aires el empresario derechista Mauricio Macri ganó las elecciones como alcalde.
El candidato de Kirchner, Daniel Filmus, mientras emitía su
BUENOS AIRES (AP) -

El presidente Néstor Kirchner, hasta ahora políticamente imbatible, sufrió en la víspera dos reveses en elecciones locales celebradas en la capital federal y en la austral provincia de Tierra del Fuego, donde sus candidatos fueron derrotados.

Estos contrastes ocurren cuando Kirchner sigue prolongando la incógnita acerca de si se presentará a la reelección en las elecciones del 28 de octubre o si la candidata oficialista será su esposa, la senadora Cristina Fernández.

Hasta ahora las distintas encuestas habían coincidido en otorgar al peronista de izquierda Kirchner un nivel de aceptación nacional que oscilaba en el 60%, desusadamente elevado para un presidente casi al final de su mandato de cuatro años.

La popularidad se fundaba tanto en la sostenida recuperación económica y social de la Argentina, tras la devastadora crisis que culminó en 2001, como en sus programas de defensa de los derechos humanos, la firme subordinación de las fuerzas armadas al poder civil y la orientación ''latinoamericanista'' de su política exterior.

Los observadores aguardan con expectativa qué impacto podrían tener las derrotas sufridas el domingo en los próximos sondeos, en un año en que no solamente habrá comicios presidenciales, sino elecciones locales en la mayoría de las provincias.

En la ciudad de Buenos Aires el empresario y dirigente futbolístico derechista Mauricio Macri arrasó en la segunda vuelta para elegir alcalde (jefe de gobierno) y obtuvo poco más del 60% de los votos. Superó por 21 puntos al sociólogo Daniel Filmus, ministro de Educación en el gabinete de Kirchner.

En Tierra del Fuego, en el extremo sur, el gobernador ''kirchnerista'' Hugo Cóccaro, que aspiraba a la reelección, fue vencido por la candidata del partido centrista ARI, Fabiana Ríos, que se convirtió en la primera mujer elegida para gobernar una provincia argentina.

Ni Kirchner ni sus habituales portavoces opinaron todavía sobre lo ocurrido el domingo.

Pero analistas recordaron que la capital argentina fue siempre esquiva al peronismo, en general, y al propio Kirchner, que perdió en esta ciudad tanto en la elección presidencial de 2003 como en los comicios legislativos de 2005.

Y en Tierra del Fuego, la gobernadora electa Ríos recordó que su provincia ''quiere mucho al presidente Kirchner'' por lo que circunscribió al ámbito local el motivo de su triunfo del domingo.

La fragmentada oposición, con no menos de cuatro candidatos para los comicios de octubre, abriga la esperanza de que el Alcalde electo Macri se convierta, al impulso de su rotundo triunfo electoral, en virtual jefe de una coalición opuesta a Kirchner.

Macri se mostró este lunes cauto ante esa posibilidad, aunque admitió que su partido, el derechista Propuesta Republicana (PRO), ''quiere construir una alternativa que equilibre el panorama nacional''.

Luego de los resultados de la víspera, se especuló sobre la posibilidad de que un nuevo panorama electoral más adverso, y crecientes problemas económicos derivados de una posible crisis energética, disuadan a Kirchner de impulsar la candidatura presidencial de su esposa y que, en cambio, opte por presentarse a la reelección.

Su decisión, en uno u otro sentido, deberá tomarla antes de que venza el plazo legal del 28 de agosto.

Ahora ve
No te pierdas