Venezuela culmina nacionalización

Las petroleras Conoco y Exxon abandonarán el país al no lograr un acuerdo con el gobierno; la estatal PDVSA tendrá una participación promedio del 78% sobre la Faja Petrolífera del Orinoc
Chávez estatizó ya al sector energético (Notimex).

El presidente Hugo Chávez culminó este martes la nacionalización del sector energético venezolano, un proceso que ha provocado temores en Washington por la salida de dos grandes petroleras estadounidenses.

ExxonMobil y ConocoPhillips abandonarán Venezuela tras no lograr un acuerdo con el Gobierno sobre la estatización de la Faja Petrolífera del Orinoco, hecho que Estados Unidos ve con preocupación porque podría afectar al suministro de crudo procedente de uno de sus suplidores clave.

Por su parte, la francesa Total, la británica BP, la estadounidense Chevron y la noruega Statoil firmaron memorandos para permanecer como socios minoritarios de las nuevas empresas mixtas del Orinoco, aunque en algunos casos con una menor participación en los proyectos.

"La nacionalización para nosotros no tiene costos, para nosotros tiene una ganancia importante, ganancia en soberanía nacional", dijo el ministro de Energía, Rafael Ramírez, tras el acto de firma celebrado en una sala decorada con un enorme cartel de Chávez con el puño alzado y su lema revolucionario: "patria, socialismo o muerte".

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) pasará a tener una participación promedio del 78%, desde el 39% actual, en los cuatro mejoradores de crudo pesado de la Faja, valorados en unos 30,000 millones de dólares (mdd).

El Ministerio de Energía está en proceso de cuantificar y certificar las reservas del cinturón el Orinoco, donde asevera que yacen los mayores depósitos mundiales de hidrocarburos y que estima en 236,000 millones de barriles de crudo pesado.

Chávez, quien afirma conducir una revolución socialista en favor de los pobres, utiliza la vasta renta petrolera del país para financiar sus 'misiones', amplios programas sociales que son un factor clave en la alta popularidad del mandatario.

Las estadounidenses Verizon y AES Corp. ya se vieron obligadas a salir del país cuando el presidente inició su oleada de nacionalizaciones tomando el control de la principal firma de telecomunicaciones y del mayor operador privado del sector eléctrico.

Chávez, cuyas invectivas contra el "imperio" estadounidense han copado titulares internacionales, no duda en clamar "gringos, go home" cuando en alguno de sus extensos y habituales discursos acusa a la Casa Blanca de interferir en la soberanía venezolana y planear su asesinato.

La noticia de que PDVSA tomará las participaciones de Exxon y Conoco en la Faja causó inquietud en Washington, que expresó su temor a que la salida de las firmas pueda reducir el volumen de crudo y productos importados desde Venezuela, al tiempo que exigió que las compañías reciban una compensación justa.

"Estoy preocupado", dijo a periodistas el secretario de Energía estadounidense, Sam Bodman.

Ahora, las petroleras estadounidenses negociarán con las autoridades su compensación por los activos o podrán litigar con el país en un tribunal de arbitraje. Al respecto, un miembro del directorio de PDVSA dijo que prevén alcanzar un acuerdo en dos meses sin necesidad de pasar por las cortes.

Para cumplir con la legislación vigente, Total y Statoil reducirán su parte en el proyecto Sincor, mientras que Chevron y BP conservarán intactas sus participaciones en los mejoradores Hamaca y Cerro Negro, respectivamente. El proyecto Petrozuata quedará completamente bajo control de PDVSA.

Los proyectos del Orinoco, con capacidad para transformar 600,000 barriles por día de crudo pesado en un producto más liviano que puede ser procesado en refinerías tradicionales, son clave en el plan de Chávez para convertir a Venezuela en "una potencia energética".

El mandatario, que llama padre al líder cubano Fidel Castro, impulsa en paralelo diferentes estrategias para reducir su dependencia económica de Estados Unidos, que pese a las habituales confrontaciones verbales continúa siendo el principal cliente del crudo venezolano.

 

Ahora ve
No te pierdas