Rusia abre su primer hotel de lujo

La suite presidencial costará 16,000 dólares la noche y otras habitaciones costarán 1,000 dólar
La Plaza Roja recupera poco a poco su esplendor, el escenari  (Foto: )
MOSCÚ (CNN) -

Rusia dio un nuevo paso el domingo en su transición del comunismo al capitalismo con la apertura de un hotel de lujo que cuesta 1,000 dólares la noche y que está ubicado en donde anteriormente funcionaba un hostal famoso por su servicio precario y sus teléfonos pinchados.

El hotel Ritz-Carlton abrió sus puertas cerca de la Plaza Roja de Moscú, en una ciudad donde el boom económico generado por el petróleo ha creado una explosión de la riqueza y grandes ansias de gastarla.

La suite presidencial del hotel -donde el comedor está decorado con vidrios y ventanas a prueba de balas- cuesta poco más de 16,000 dólares la noche.

Ese precio no incluye el desayuno, pero el personal del hotel recomendó el desayuno del zar, una comida de 700 dólares que incluye champagne Cristal, caviar de beluga y omelette de trufa. La lista de vinos del hotel incluye un Chateau Petrus de 1968 que cuesta 68,000 dólares la botella, y un whisky añejo escocés Macallan Single de 1969 con un valor de 400 dólares el trago.

"Nuestros invitados son muy selectivos y tienen altas expectativas", dijo el presidente del Ritz-Carlton, Simon Cooper. "Somos todos conscientes de la riqueza creciente que se está generando en Rusia por eso pensamos que el momento para abrir el primer hotel Ritz-Carlton no puede ser mejor", dijo Cooper a los periodistas.

El nuevo hotel fue construido en el sitio del Intourist, un hotel de la desaparecida Unión Soviética que empleaba a personal cercano al régimen comunista para guiar a los turistas extranjeros en excursiones rigurosamente vigiladas. Los cuartos más baratos del hotel Ritz-Carlton cuestan poco más de 1,000 dolares con impuestos.

En Rusia hay cientos de millonarios que fácilmente pueden pagar aquellas tarifas. Los administradores dijeron que un ruso reservó una suite por un año. Pero el hotel dijo que esperaba que el 80% de sus huéspedes fueran turistas extranjeros, aunque predijo que la proporción de rusos iba a ir creciendo con el tiempo.

El problema es que a pesar de la elite adinerada, el salario mensual promedio de Rusia es de apenas 500 dólares, por lo cual el hotel está fuera del alcance de la mayoría de la gente. Sin embargo, el gerente general Oliver Eller dijo que eso no debía detenerlos. Los moscovitas son bienvenidos para entrar, conocer el nuevo hotel y tomar una taza de café, dijo.

Ahora ve
No te pierdas