Policías controlan protestas contra G8

La policía alemana recurrió a chorros de agua para disipar a cientos de manifestantes; los protestantes se ubican en la valla de seguridad que rodea el lugar donde se celebra la cumb
Un manifestante se para junto a la valla de seguridad impues
KUEHLUNGSBORN, Alemania (AP) -

La policía alemana recurrió este miércoles a chorros de agua para disipar a cientos de manifestantes que lograron llegar hasta la valla de 12 kilómetros que rodea las instalaciones donde se celebra la cumbre del Grupo de los Ocho.

Unos 10,000 manifestantes habían llegado hasta la valla en la tarde, dijo la policía, mientras otros bloqueaban las autopistas que conducen del aeropuerto a dichas instalaciones en Heiligendamm, en la costa del Mar Báltico.

La cumbre de tres días comenzó con una reunión previa entre el presidente estadounidense George W. Bush y la canciller alemana Angela Merkel.

''Si los podemos bloquear, si los almuerzos (de los líderes) demoran algunas horas, eso es muy bueno'', dijo Emil Begtrup-Bright, miembro del grupo izquierdista Foro Juvenil Socialista, en declaraciones al canal noticioso danés TV2.

El vocero de la policía Lueder Behrens dijo que los agentes se proponen desalojar a los aproximadamente 9.000 manifestantes que continúan bloqueando las principales autopistas en torno a Heiligendamm y el aeropuerto de Rostock.

Por lo menos ocho agentes fueron lesionados en enfrentamientos con manifestantes en las primeras horas del día, informó Behrens. No se informó inicialmente de heridos entre los manifestantes.

Los agentes antidisturbios acorralaron en una zona a un grupo que utilizó una línea ferroviaria en la que transportan a periodistas desde Heiligendamm hasta el centro de la cumbre, en la cercana localidad de Kuehlungsborn.

Luetjann aseguró que miles de manifestantes se dispersaron a lo largo de la valla. Algunos lanzaban piedras contra puestos de control. La policía respondió con potentes mangueras de agua para combatirlos.

Hace unos días, más de 400 policías y medio millar de manifestantes resultaron heridos durante violentas protestas contra la reunión. Unos 63 manifestantes permanecían detenidos después de los hechos de violencia del sábado en Rostock, una ciudad cercana al lugar de la cumbre.

Ahora ve
No te pierdas