Otorgan amparo a Luis Echeverría

Un tribunal federal dio un amparo al ex presidente de México para no ser enjuiciado por genocid Echeverría es acusado de proponer y controlar la masacre estudiantil del 2 de octubre de 1968.
Un tribunal federal concedió un amparo a Luis Echeverria, ac
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

Un tribunal federal concedió este jueves un amparo al ex presidente Luis Echeverría para que no sea enjuiciado por genocidio por su presunta responsabilidad en una masacre estudiantil en 1968.

El abogado del ex mandatario, Juan Velázquez, dijo el jueves a la AP que el fallo, sin embargo, aún puede ser recurrido por las autoridades federales que tienen 10 días hábiles para pedir una revisión.

Funcionarios del Tercer Tribunal Unitario en Materia Penal notificaron personalmente a Echeverría (1970-1976) en su casa en el sur de la ciudad de México, donde desde noviembre se encuentra bajo arresto domiciliario.

Velázquez refirió que el amparo le fue otorgado a su cliente ''por no tener responsabilidad alguna en los hechos del 2 de octubre de 1968''.

Añadió, sin embargo, que el fallo del tribunal sería un paso definitivo a su favor, sólo en el supuesto de que la Procuraduría General no solicite una revisión.

La defensa de Echeverría, el primer ex mandatario en ser encausado, ha argumentado la inexistencia del genocidio y por consiguiente de su probable responsabilidad.

El ex mandatario de 84 años es señalado de haber concebido, propuesto y tenido bajo su control la ejecución de la masacre estudiantil del 2 de octubre de 1968, cuando se desempeñaba como secretario de Gobernación del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz.

El 2 de octubre de 1968, en la llamada Plaza de Tlatelolco, decenas de estudiantes y civiles murieron tras un fuego cruzado en el que participó el ejército y personal policiaco, algunos vestidos de civil.

Las cifras oficiales y extraoficiales de las víctimas oscilan entre 25 y 350.

Otro tribunal, el segundo en Materia Penal de la capital, inició en noviembre de 2006 un proceso penal por genocidio a Echeverría y ordenó su arresto domiciliario, bajo el argumento de que ese delito no ha prescrito como argumenta la defensa.

Para la petición de amparo, los abogados del ex presidente presentaron como alegatos a su favor una resolución de julio del 2005 de una magistrada sobre otra acusación de genocidio contra Echeverría también por una masacre estudiantil, pero del 10 de junio de 1971.

La magistrada exoneró al ex mandatario en el caso de 1971 por considerar que durante esa masacre estudiantil no se cometió genocidio sino sólo homicidio simple, delito que ya no podía ser perseguido por haber prescrito en 1985.

Heraclio Bonilla, otro de los defensores, dijo recientemente que para la defensa debía prevalecer el mismo criterio en el caso del 2 de octubre de 1968.

Echeverría, que en todo momento se ha declarado inocente, se recupera de problemas de salud derivados de un infarto cerebral que sufrió en febrero del 2006.

Ahora ve
No te pierdas