Plaga de ratas invade provincia de China

En Hunan, en el centro del país, unos 2,000 roedores asolan a 22 distritos provinciales; las autoridades declararon alerta en la región, ante un eventual brote epidémico.
Las ratas han causado graves daños en los cultivos y se teme
PEKÍN (Notimex) -

La central provincia china de Hunan fue declarada en alerta ante un eventual brote epidémico debido a la plaga de más de 2,000 millones de ratones que han invadido al menos 22 distritos provinciales por la inundación de su madrigueras.

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Hunan advirtió que las localidades de Yueyang, Yijiang y Changde son las que están en mayor riesgo de que surjan enfermedades contagiosas por la invasión de los roedores, que se ven por cientos entre los cultivos. 

Desde el pasado 23 de junio, tras el desbordamiento del lago Dongting por las intensas lluvias, millones de ratones comenzaron a invadir varias localidades cercanas, provocando caos entre los residentes, según un reporte de la agencia china de noticias Xinhua.

Para prevenir la invasión de los roedores en diques, tierras de cultivo y las viviendas, los gobiernos de los distritos de Yiyang, Yuanjiang, Junshan y Huarong han construido muros y excavado zanjas, aunque los ratones buscan la manera de saltar esos obstáculos. 

Fuentes oficiales de la provincia han confirmado que en las últimas tres semanas han sido aniquilados más de 2 millones 250,000 roedores, en especial en la ciudad de Yiyang, ubicada al norte del lago Dongting.

El director de la Oficina Municipal de Protección Agrícola y Cuarentena de Yiyang, Cao Zhiping, dijo que para prevenir epidemias todos los ratones muertos fueron recogidos y enterrados con cal a gran profundidad. 

Para combatir la invasión de los animales, trabajadores de la dependencia y voluntarios construyeron una zanja de entre 30 y 60 centímetros de profundidad en la orilla del lago, donde son acorralados y los residentes locales los matan con garrotes y palas.

En el distrito de Lujiao, en la vecina la ciudad de Yueyang, los animales muertos han sido quemados y enterrados en lugares altos donde no pueda llegar el agua de las inundaciones. 

Los residentes de Hunan también se han auxiliado de químicos y trampas con alimentos envenenados para acabar con los ratones, sin embargo, la medida ha sido contraproducente debido a que más de un millar de gatos han muerto tras comerse a los roedores.

En las localidades de Yuanjiang, Junshan y Huarong, donde los residentes no lograron construir muros y excavar zanjas a tiempo, los ratones han provocado graves daños en los diques y destruido grandes hectáreas de cultivo.

Ahora ve
No te pierdas