Presenta oposición reforma fiscal

La propuesta del Frente Amplio Progresista prevé llevar a cabo auditorías más agresivas; eliminar el régimen de consolidación fiscal y etiquetar por completo el gasto del Gobierno fede
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El Frente Amplio Progresista (FAP) presentó su propuesta de Reforma Hacendaria, que incluye 16 puntos, convierte al ISR en columna vertebral del sistema impositivo, no crea impuestos y deroga el régimen de consolidación fiscal.

En conferencia de prensa, el coordinador general del FAP, Jesús Ortega Martínez, dijo que los legisladores del Frente intentarán que su iniciativa sea aprobada mediante el debate, el diálogo y la discusión.

Consideró que su propuesta daría ingresos adicionales de tres por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) por concepto de nueva recaudación proveniente de los causantes de más altos ingresos.

También significaría uno por ciento de ahorro del PIB por reducción de gasto corriente, principalmente de sueldos y privilegios de la alta burocracia y los compromisos corporativos, abundó ante diputados y senadores del Frente.

Alejandro Chanona, coordinador de los diputados de Convergencia, resumió en 16 propuestas el proyecto del FAP, que contiene siete iniciativas que modifican igual número de leyes y crea nuevos ordenamientos, las cuales serán presentadas en breve ante la Cámara de Diputados.

Entre las propuestas citó la reducción de 100,000 millones de pesos al gasto corriente del gobierno para el ejercicio fiscal de 2008, eliminando gastos suntuarios, burocracia redundante y privilegios clientelares.

La cifra, refirió, equivale a uno por ciento del PIB, que es 10 veces superior a la propuesta del gobierno federal para el primer año, por lo que el FAP prevé establecer un régimen de austeridad y de supresión de privilegios, así como combatir severamente la corrupción.

De igual forma sugiere etiquetar ciento por ciento los nuevos ingresos a inversiones en infraestructura, energía, educación, ciencia, tecnología, desarrollo regional y social con un criterio multianual y progresivos, evitando dilapidar la riqueza petrolera.

Propone liberar a Petróleos Mexicanos (Pemex) de su responsabilidad de financiar el gasto corriente del gobierno, en especial modificar la base gravable al pago del derecho para el fondo de estabilización de ingresos petroleros, e incrementar la aportación al Instituto Mexicano del Petróleo a uno por ciento del valor de la producción.

Para gravar los ingresos de los grandes contribuyentes, el FAP pretende iniciar un agresivo programa de auditoría, a fin de evitar actos de elusión en materia de Impuesto Sobre la Renta (ISR), con la eliminación de lagunas y ambigüedades que dan lugar a esas prácticas.

En su proyecto de Reforma Hacendaria, el FAP plantea derogar el régimen de consolidación fiscal por cuanto favorece a los grandes consorcios empresariales, así como gravar las ganancias de personas físicas por enajenación de acciones en bolsas de valores y eliminar la deducción del costo de adquisición de los terrenos.

En ese sentido, prevé eliminar la deducción inmediata de bienes nuevos de activo fijo, establecer el pago definitivo de 35% sobre dividendos o utilidades, limitar facultades al Poder Ejecutivo para otorgar subsidios, estímulos y regímenes especiales.

Asimismo, evitar la discrecionalidad que mantiene el gobierno federal en la asignación del gasto y asegurar que el Congreso de la Unión tenga acceso a la información fiscal, establecer la consolidación y fortalecimiento de los derechos del contribuyente.

En materia de inconstitucionalidad de leyes, intenta convertir la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en obligatoria para las autoridades fiscales.

"Hoy en día son los causantes de mayores ingresos, quienes tienen acceso al juicio de amparo, que les permite liberarse de pagar tributos inconstitucionales", señala.

De acuerdo con su proyecto, el FAP pretende presentar una iniciativa de ley para que se establezcan limitaciones severas y sanciones a quienes utilicen el gasto público para financiar campañas de publicidad a favor de funcionarios y sus partidos.

En ese marco, en voz del coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Javier González Garza, el FAP concluyó que la propuesta del gobierno federal contiene un Impuesto al Valor Agregado (IVA) disfrazado.

Con ello, agregó, pretende aumentar la recaudación a expensas del sector productivo, las pequeñas y medianas empresas y de la clase media.

Nuestra iniciativa sí generará crecimiento, porque se propone recortar el gasto en 100,000 millones de pesos y una mayor captación fiscal, "gravando a los más altos ingresos suprimiendo privilegios", enfatizó en compañía de diputados y senadores del FAP.

Ahora ve
No te pierdas