Bush prohíbe trato cruel a terroristas

El mandatario firmó una orden que elimina el tratamiento inhumano en la detención de criminales la orden abarca a los terroristas capturados de Al Qaeda que tengan datos sobre planes de ataqu
Bush firmó una orden ejecutiva que prohíbe el tratamiento cr

El presidente George W. Bush firmó este viernes una orden ejecutiva que prohíbe el tratamiento cruel e inhumano, incluyendo la humillación o denigración de creencias religiosas, en la detención e interrogación de sospechosos de terrorismo.

La Casa Blanca no reveló si la CIA tiene actualmente un programa de detención e interrogación pero dijo que, de hacerlo, debe adherir a las normas delineadas en la orden ejecutiva.

La orden abarca a los terroristas capturados de Al Qaeda que tengan información sobre planes de ataques o el paradero de los jefes del grupo.

''En septiembre pasado, el presidente explicó cómo el programa de la CIA había desbaratado ataques y salvado vidas, y que debe continuar con una sólida base legal'', dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca Tony Snow. ''El presidente insistió en pautas legales claras para que los oficiales de la CIA abocados a esta tarea esencial no corran riesgos por ejecutar su tarea, y a la vez mantengan a Estados Unidos a salvo de ataques''.

La orden ejecutiva fue resultado de una legislación que Bush firmó en octubre que autorizó juicios militares a sospechosos de terrorismo, eliminó algunos de los derechos que los acusados reciben habitualmente según la ley estadounidense, y autorizó la continuación de duros interrogatorios de los sospechosos de terrorismo.

La Corte Suprema dictaminó en junio del 2006 que juzgar a los detenidos en tribunales militares violaba el derecho estadounidense e internacional, de modo que Bush instó al congreso a modificar la ley. También insistió en que la ley autorizase a los agentes de la CIA a usar métodos duros de interrogar a los sospechosos de terrorismo.

La legislación dice que el presidente puede ''interpretar el significado y aplicación'' de los estándares internacionales para el tratamiento de prisioneros, una disposición que le permite autorizar métodos agresivos de interrogación que de otro modo podrían ser considerados ilegales por tribunales internacionales.

Estados Unidos ha sido criticado por aliados europeos y otros en el mundo por técnicas de interrogación en la que a los prisioneros se les amarra a una tabla sobre el agua y se les hace creer que podrían ser ahogados. Los críticos también se han quejado de que la CIA opera prisiones secretas en suelo europeo y que maltrata a los prisioneros en vuelos clandestinos.

Bush ha insistido en que Estados Unidos no practica la tortura.

Ahora ve
No te pierdas