CEO de Wal-Mart, a favor de la migración

Lee Scott pidió al Congreso de EU que retome las reformas a las leyes de inmigración; el ejecutivo aboga por una reforma amplia y recalca el creciente papel del hispano para Wal-Mar
El CEO de Wal-Mart, Lee Scott, hizo un llamado para revivir  (Foto: )

El reverendo Al Sharpton y el presidente ejecutivo de las tiendas Wal-Mart, Lee Scott, se convirtieron en insólitos aliados este martes al hacer un llamado a revivir las reformas a las leyes de inmigración en discursos que pronunciaron ante la mayor organización hispana de derechos civiles.

''El Congreso debe aprobar ahora una amplia reforma a las leyes de inmigración'', señaló Scott, quien preside la cadena de tiendas al menudeo más grande del mundo.

Scott atribuyó sus puntos de vista en parte a su nieta méxico-estadounidense, que le ha ayudado a comprender que la inmigración es algo más que ''simplemente un ejercicio mental''.

Sin embargo, los hispanos también forman una parte importante de la cadena empresarial, indicó Scott, al calcularla en aproximadamente el 14% y está en proceso de crecimiento.

Además, sus familiares están comprando cada vez más en tiendas Wal-Mart en países desde Argentina hasta México.

Sharpton, un activista de los derechos civiles que a menudo ha criticado a las grandes empresas estadounidenses, fue más lejos al respaldar una ley que pueda ofrecer el camino a la legalización de los más de 12 millones de inmigrantes ilegales.

Asimismo, denunció los programas de televisión y de radio que utilizan una mentalidad de ''nosotros contra ellos''.

''Quiero decir lo que mucha gente no dice. El debate de la inmigración no es algo tan sencillo como la seguridad de las fronteras, es más un problema de raza'', señaló Sharpton ante una audiencia de más de un millar de líderes comunitarios, políticos y empresariales, que asisten a la Conferencia Anual del Consejo Nacional de la Raza.

''Nadie ha solicitado exámenes de que se hable sólo inglés cuando se trata de pelear en Irak'', agregó Sharpton.

Los negros estadounidenses deben respaldar a los hispanos porque los temas que enfrentan son los mismos, indicó Sharpton.

''No podemos tener una psicología tribal en el movimiento de los derechos civiles. Debemos pelear todos para uno y uno para todos, o perderemos la autoridad moral para pelear por nadie'', indicó el reverendo.

Sharpton asimismo descartó la idea de que los inmigrantes les estaban quitando los empleos a los negros estadounidenses.

''¿Cuáles trabajos? Los negros estaban doblemente desempleados por los blancos antes que nadie cruzara la frontera'' dijo Sharpton.

 

Ahora ve
No te pierdas