México importa vigilancia de EU

EU confirmó que México está comprando equipos de seguimiento para monitorear al crimen organiza detalló que son equipos computarizados y programas que están usando las autoridades mexicanas.
WASHINGTON (AP) -

El Departamento de Estado confirmó este martes que México está comprando en Estados Unidos equipos de seguimiento más preciso de las actividades del crimen organizado, particularmente en la frontera común.

El gobierno del presidente Felipe Calderón inició los contactos en febrero y está recibiendo ayuda para esos planes a través de la oficina internacional de narcóticos y cooperación policial y judicial, dijo el portavoz Tom Casey.

''Tenemos una relación de cooperación antigua y bastante amplia con el gobierno de México'', declaró en un diálogo habitual con reporteros. ''Y de particular preocupación para nosotros y el gobierno de Calderón es enfrentar las amenazas y retos que representan el crimen organizado, particularmente narcotraficantes, y también otros elementos criminales''.

Casey no contestó directamente la pregunta acerca de que si los equipos eran para el monitoreo de las actividades de ciudadanos comunes, como se suele hacer en Estados Unidos con sospechosos particularmente de terrorismo.

Dijo que se le estaba dando a las autoridades mexicanas ''la oportunidad de comprar'' equipos computarizados y sus programas que puedan ''facilitarles la capacidad de determinar lo que algunos malos elementos están haciendo''.

Indicó que ello implicaba también que tendrán una ''oportunidad de seguir algunos de los procedimientos que el FBI y otras agencias locales usan internamente para enfrentar ese tipo de elementos criminales''.

''En términos de lo que están planeando específicamente, entiendo que hay una serie de ideas sobre la mesa que el gobierno mexicano está considerando, y yo les dejaría hablar a ellos los detalles de los planes que pudieran tener'', comentó.

México es un aliado crucial de Estados Unidos en la lucha contra las drogas y terrorismo debido a la frontera común de 3,200 kilómetros (2,000 millas) que comparten, y destino de una importante ayuda financiera de Washington para implementar los programas correspondientes.

Preguntado si esa ayuda estaba condicionada a ese tipo de trabajo de inteligencia por México a fin de que Estados Unidos se beneficie con los resultados, Casey repitió su afirmación de que la cooperación bilateral no era nueva.

''Pero en este momento no sé si el gobierno mexicano ha cambiado alguna política o implementado algo'', dijo. ''Entiendo que lo que está comprando aquí es tecnología que no está cubierta por controles de exportación o regulaciones (especiales)''.

Ahora ve
No te pierdas