Giuliani va contra la inmigración ilegal

El candidato presidencial republicano prometió poner fin al flujo de indocumentados que entran exigirá una cédula uniforme de identidad para los trabajadores y creará un banco central de dat
Rudy Giuliani prometió implementar medidas más firmes contra  (Foto: )

El aspirante a la candidatura presidencial republicana Rudy Giuliani prometió este martes poner fin al flujo de indocumentados que llegan a Estados Unidos mediante el rígido seguimiento de turistas y visitantes y con el incremento de la seguridad fronteriza.

''Podemos terminar con la inmigración ilegal. Se los prometo, podemos terminar con la inmigración ilegal'', insistió el ex alcalde de Nueva York en un centro comunitario, el primero de los dos que visitará este martes en este estado sureño.

Giuliani dijo que exigirá una cédula uniforme de identidad para los trabajadores y estudiantes extranjeros y creará un banco central de datos que vigile la situación legal de todos los visitantes que lleguen a este país. Agregó ante más de 300 personas que 12 millones de personas han entrado y residen ilegalmente en Estados Unidos.

''Son demasiadas las personas que cruzan la frontera sin ser identificadas'', indicó el ex alcalde.

Giuliani se mostró partidario de una cédula de identidad a prueba de falsificación que incluya las huellas dactilares de todos los extranjeros que entren en el país y un banco central de datos que registre su abandono del territorio nacional.

La cédula de identidad y otras propuestas para el control de la inmigración han formado parte de los discursos electorales de Giuliani desde hace varios meses. Agregó que sólo facilitará el acceso a la ciudadanía a los inmigrantes ilegales que se identifiquen como indocumentados, que aprendan inglés y que inicien desde el principio el proceso de legalización.

Su rival Mitt Romney ha criticado a Giuliani por su política de inmigración, y sostuvo que Giuliani respaldó la inmigración ilegal cuando fue alcalde, denuncia rechazada por Giuliani.

Romney dijo la semana pasada que Giuliani ''dio órdenes a los empleados municipales que no dieran información al gobierno federal que les permitiera hacer cumplir la ley. La ciudad de Nueva York fue el mejor ejemplo de las ciudades santuarios en el país''.

Ahora ve
No te pierdas