3 socorristas mueren en rescate en Utah

La búsqueda de los seis mineros atrapados cesó bruscamente después del desplome de una cueva; al menos tres rescatistas murieron y por los menos otros seis fueron heridos.
El desplome de una segunda cueva mató a tres rescatistas e h
HUNTINGTON, Utah, EU (AP) -

La búsqueda de seis mineros atrapados en el interior de una mina cesó bruscamente después que el desplome de una segunda cueva mató a tres socorristas e hirió a por lo menos otros seis que excavaban un túnel tratando de alcanzar a aquéllos.

El revés del jueves se produjo en el undécimo día de los esfuerzos por rescatar a los mineros que quedaron confinados a por lo menos 450 metros de profundidad en la mina de Crandall Canyon en Utah. Se desconoce si los seis están con vida.

''Es un trago realmente amargo después de lo que hemos pasado la última semana y media'', comentó la alcaldesa de Huntington Hilary Gordon en una entrevista telefónica el viernes con CNN.

Los socorristas fueron evacuados de la mina el jueves por la tarde y se detuvo el trabajo subterráneo. Cuando se le preguntó si se suspendería la búsqueda, un vocero del Departamento de Trabajo, Rich Kulczewski, respondió: ''Eso es algo que deberá determinarse''.

El desplome se produjo a las 6.39 p.m.. No estaba claro qué estaban haciendo los socorristas precisamente en ese momento.

El sacudón en la montaña que produjo ese desplome registró 1.6 en los sismógrafos de la Universidad de Utah en Salt Lake City, dijo el vocero Lee Siegel. Fue la vigésima lectura de actividad sismográfica desde el desplome inicial, que registró 3.9 el 6 de agosto.

''Estos episodios parecen relacionados con el asentamiento en curso de la masa rocosa después del incidente inicial'', dijo Siegel el viernes por la mañana. ''No creo exagerar al decir que esta montaña se está desplomando en cámara lenta''.

Los socorristas sólo habían avanzado 252 metros en nueve días. Todavía tenían 365 metros para alcanzar el lugar donde se cree quedaron atrapados los seis mineros, tres de ellos mexicanos.

Directivos mineros dijeron que las condiciones en la mina eran peligrosas y que frecuentemente tenían que interrumpir las excavaciones debido a actividad sísmica.

Las excavaciones habían sufrido un revés el miércoles por la noche cuando una máquina excavadora quedó semisepultada por los escombros de temblores sísmicos.

''La actividad sismológica subterránea ha sido implacable. La montaña todavía está viva, todavía está moviéndose, y no podemos poner en peligro a los socorristas mientras avanzamos hacia estos mineros atrapados'', dijo Bob Murray, titular de Murray Energy Corp., copropietaria y operadora de la mina Crandall Canyon.

No se conocía el viernes por la mañana la causa oficial de la muerte de los socorristas.

Seis de los socorristas heridos fueron trasladados a varios hospitales, donde dos murieron. La tercera muerte fue confirmada por Kulczewski.

Ahora ve
No te pierdas