Sismos siguen asustando al Perú

Más de 20 sismos de regular intensidad han remecido al país tras el terremoto el miércoles; el primero, de 8 grados, dejó a más de 500 muertos.
LIMA (AP) -

Las escenas de pánico y zozobra se mantenían en los habitantes de Perú debido a los más de veinte sismos de regular intensidad que han remecido a Perú tras el terremoto que destruyó varias poblaciones del sureste del país el miércoles.

El sismo de 8 grados que arrasó el sureste del país, dejó más de 500 muertos, 1,500 heridos, y 80,000 damnificados, y desató un enjambre sísmico en todo el país.

El viernes por la noche, un fuerte sismo de 4.6 grados con epicentro cerca de Pisco e Ica, ciudades asoladas por el temblor, revivió el pánico entre la población que permanece a los pies de los escombros de lo que fueron sus hogares.

La ministra de Promoción de la Mujer, Virginia Borra, se paralizó cuando era entrevistada en vivo por canal N de televisión en Pisco, cuando el remezón se produjo, y personal de socorro la sacó casi a empujones de una montaña de escombros del cual se encontraba, mientras se oía gritos de gente que corría a la plaza cercana.

Un reporte de la Defensa Civil, indicó que más del 85% de las casas de la ciudad de Pisco, a unos 205 kilómetros al sureste de Lima, se habían derrumbado, y que las demás tenían daños en ventanas, y fracturas de paredes.

''Pedimos a la población que no entre a sus casas a recuperar sus cosas, ya que como el temblor del sábado puede provocar que más hogares caigan... Hay que mantener la calma'', dijo el técnico del organismo, Huber Ruiz.

El organismo indicó que con los sismos se han destruido en el sureste del país 14 carreteras, ocho hospitales, seis iglesias, y dos puentes.

El sábado por la madrugada, un sismo de 4.6 grados remeció la selva peruana, y el Instituto Geofísico dijo que aunque no tenía una conexión directa con el terremoto del miércoles, que tuvo su epicentro en el océano Pacífico, indicó a la prensa que ese temblor ha generado una red sísmica.

Una veintena de sismos, de entre 4 y hasta 6 grados, además de otro centenar de pequeños movimientos, se han producido a lo largo del lecho marino del océano Pacífico.

En Lima, donde el sismo del miércoles también se sintió intensamente, decenas de personas volvían a salir a las calles con los nuevos movimientos, desatando nuevamente el miedo en los habitantes, sobre todo de la zona céntrica, donde decenas de casas presentaban grietas, incluso la catedral que se encuentra junto al palacio de gobierno.

El presidente Alan García, tras haber realizado varias exhortaciones a la prensa para mantener la calma por los continuos movimientos, aseguró que las ciudades destruidas serán reconstruidas en los próximos meses.

''Perú va a salir adelante, así lo ha hecho luego con otros terremotos que ha sufrido, y así lo seguirá haciendo'', aseguró en Pisco, donde se mantiene realizando inspecciones de los daños.

Ahora ve
No te pierdas