Turistas huyen de Cancún por 'Dean'

La alerta sube a naranja desde amarilla y varias islas fueron evacuadas; el huracán amenaza con convertirse en una tormenta de categoría 5.
CANCÚN, México (CNN) -

Miles de turistas escapaban el domingo del lujoso balneario de Cancún, en el Caribe mexicano, ante la proximidad del peligroso huracán Dean, en tanto las autoridades subieron la alerta de amarilla a naranja y varias islas cercanas fueron evacuadas.

Dean, que amenazaba con convertirse en una inusual tormenta de categoría 5, se aproximaba el domingo a Jamaica, en dirección a la península de Yucatán, en México, donde tocaría tierra en la noche del lunes aunque al sur de Cancún y la Riviera Maya.

En el aeropuerto de Cancún, uno de los más congestionados del país, había largas filas de turistas de los cuales miles interrumpieron sus vacaciones para huir de la tormenta y algunos pasaron la noche durmiendo en el piso para conseguir un boleto que les permitiera abandonar el lugar.

"Vine a Cancún para casarme (...) Espero volver porque no se terminó mi luna de miel", dijo Raymond Steves, un estadounidense de Florida de 27 años, entre frustrado y divertido junto a su esposa Ingrid.

La petrolera estatal Pemex inició la evacuación de 13,360 trabajadores de las plataformas marinas en el Golfo de México lo que afectaría la producción de crudo, dijo un portavoz de la empresa a Reuters.

El sábado, 23,000 turistas abandonaron el centro turístico y se preveía que el domingo lo hicieran otros 26,000, en tanto prácticamente ya no estaban llegando vuelos con visitantes al balneario.

Pero según el último reporte del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, el mayor peligro era previsto para la zona centro del estado, donde habita población indígena maya que podría ser evacuada en las próximas horas.

El Caribe mexicano tiene aún fresco el recuerdo del huracán Wilma, que en octubre del 2005 destrozó Cancún dejando al famoso balneario casi sin playa y partió en varios pedazos el malecón de la isla de Cozumel, ubicada unos 90 kilómetros al sur y frente a Playa del Carmen.

Los daños totales para la zona fueron estimados en 2,600 millones de dólares.

Los usuales cruceros hacia Cozumel estaban cancelados y sus famosos centros de buceo ya no recibían clientes. Muchos barcos han sido sacados del agua, al tiempo que los turistas trataban de abandonar la isla antes de que pegara el huracán.

Ahora ve
No te pierdas