Norteamérica busca fortalecer lazos

México, EU y Canadá iniciaron una cumbre para mejorar sus relaciones y lograr acuerdos fronteri la reunión espera elaborar un plan de seguridad, además de discutir temas como energía y comerc
MONTEBELLO, Canadá (AP) -

El presidente de Estados Unidos George W. Bush, su colega de México, Felipe Calderón, y el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, iniciaron este lunes una cumbre de dos días en momentos en que hay problemas entre los tres países vinculados por el Tratado de Libre Comercio, y justamente, por problemas fronterizos.

Uno de los objetivos de la reunión será elaborar un plan para resguardar las fronteras de estos países en caso de un ataque terrorista o de cualquier otra emergencia sin que con ello se sufran los congestionamientos de tránsito que han frenado el comercio y los cruces fronterizos desde los atentados del 11 de septiembre del 2001.

Los gobernantes quieren que sus expertos en seguridad nacional descubran una manera efectiva para proteger a sus ciudadanos en casos de emergencia, como por ejemplo un brote de gripe aviar, sin que con ello se detenga el comercio entre estos países socios.

En una visión más amplia, la meta de esta cumbre entre países de Norteamérica busca encontrar un terreno común en temas de preocupación compartida, como la seguridad fronteriza y otros como la energía, el comercio, la seguridad de los alimentos y la inmigración.

La reunión tripartita que se lleva a cabo en un resguardado castillo ubicado en la ribera del río Ottawa se concentra en temas administrativos y regulatorios y no en propuestas legislativas revolucionarias para la región de Norteamérica.

Se esperan pocos, o ningún anuncio formal. El encuentro sirvió para abordar algunos temas escabrosos entre Estados Unidos y sus vecinos del norte y del sur así como impulsar un plan llamado Sociedad para la Seguridad y Prosperidad de Norteamérica, que sirva como modelo para que las naciones hagan equipo en temas relativos a la salud, la seguridad y el comercio.

Varios centenares de manifestantes iniciaron marchas de protesta por temas como la guerra en Irak, la defensa de los derechos humanos y la integración de Norteamérica.

Uno de los manifestantes llevaba una pancarta que decía ''Diga No a la Americanadá''.

Calderón y Harper desean mejorar sus relaciones con Bush aunque no desean ser vistos como protegidos de un presidente impopular o dejar la impresión de que Estados Unidos se está escudando en la soberanía de ambas naciones.

Harper planea discutir temas de la soberanía sobre una región del Ártico con Estados Unidos

Bush y Calderón tenían planeado reunirse a solas en las últimas horas del lunes, pero este encuentro podría ser eliminado ante la cercanía del huracán Dean a las costas mexicanas.

El principal problema que ambos mandatarios planeaban discutir era el referente al flujo permanente de indocumentados a Estados Unidos.

La última vez que se reunieron Bush y Calderón fue en marzo, en México. En esa ocasión, Bush mostró su optimismo por la aprobación de una nueva ley de inmigración.

Pero el plan murió en el Congreso. En fecha reciente, Bush emitió una orden ejecutiva para fortalecer la seguridad en la frontera, reducir el programa de obreros invitados y presionar a los empleadores para que echen a los indocumentados de sus trabajos.

El gobierno de Estados Unidos ha tratado de compensar su dura instancia contra los indocumentados a través de un paquete de asistencia financiera para ayudar a Calderón a combatir el narcotráfico. Sin embargo, se desconoce si el acuerdo sería anunciado durante la cumbre.

 

Ahora ve
No te pierdas