Protesta conjunta contra el muro de EU

Los alcaldes de El Paso y de Ciudad Juárez, encabezaron la manifestación, tomándose de las mano la construcción podría comenzar en otoño, a pesar del activo rechazo por parte de diversos sect

Los alcaldes de la ciudad estadounidense de El Paso y de su vecina mexicana Ciudad Juárez encabezaron el sábado una protesta de decenas de personas en contra del muro que está construyendo Estados Unidos para reducir la inmigración ilegal.

Los manifestantes se tomaron de las manos a través del puente Paso del Norte, que cruza el fronterizo Río Bravo y conecta los centros urbanos de ambas ciudades.

En las regiones fronterizas de Texas, donde está El Paso, existe molestia en contra del proyecto del muro. A los terratenientes les preocupa que atraviese sus tierras, los conservacionistas dicen que destruirá un hábitat ribereño crucial y otros dicen que inflamará las tensiones étnicas.

El alcalde de El Paso, John Cook, y su par de Ciudad Juárez, Héctor Murguía Lardizábal, se abrazaron sobre el puente.

"Hoy es un día histórico en la expresión de amistad entre dos alcaldes, dos ciudades y dos países. Es necesario que Washington y Ciudad de México entiendan que nuestra frontera no nos separa, nos une", dijo Cook.

Murguía dijo que el Gobierno mexicano le ha fallado a su propia gente, que es forzada a emigrar al norte en busca de empleo a causa de la pobreza de sus lugares de origen.

John Neck, un habitante del pueblo fronterizo de Brownsville en el extremo suroriental de Texas, hizo el largo viaje hasta El Paso, en el otro extremo de la frontera, para el evento.

"México es el país más importante para Estados Unidos. Si construimos una pared haremos retroceder las relaciones con México 100 años", dijo Neck, quien se identificó como un tejano de quinta generación.

Quienes apoyan el muro, que podría extenderse a lo largo de cientos de kilómetros a lo largo de la frontera, dicen que es necesario para parar la creciente ola de inmigrantes ilegales, así como el cada vez más difundido tráfico de armas y drogas.

Funcionarios han dicho que la construcción de la parte tejana del muro podría comenzar en otoño, aunque la oposición se está incrementando, sobre todo en áreas fronterizas con grandes poblaciones de origen latinoamericano.

 

Ahora ve
No te pierdas