Termómetros también dañan la salud

El tradicional medidor de temperatura, que contiene mercurio, puede resultar tóxico; en grandes cantidades el metal líquido puede provocar retraso mental en menores.
El mercurio puede ocasionar retraso mental (]Especial).
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) llamó a la población en general a desechar los termómetros de mercurio y sustituirlos por electrónicos, pues los primeros representan un riesgo importante para la salud.

En conferencia de prensa, Martha Plascencia, observadora del organismo, explicó que el mercurio que contienen los termómetros es tóxico y manipularlo en grandes cantidades puede provocar retraso mental en menores.

Una intoxicación por ese elemento puede detectarse por irritabilidad, temblores, alteraciones de vista o de audición, dolores de cabeza, problemas de memoria y nerviosismo, entre otros.

En el marco de la firma de un convenio con el Hospital Infantil de México para cambiar los termómetros, el director del nosocomio, José Ignacio Santos, explicó que en los centros de salud para adultos se rompe en promedio un termómetro diario y en los infantiles dos.

Ello significa que cada año se rompen aproximadamente cuatro mil 500, con lo que se liberan al ambiente unos 4.5 kilos de mercurio, detalló.

Aunque los estudios son recientes, se tiene la seguridad de que el mercurio es altamente tóxico y bioacumulable, es decir, que se deposita en diferentes órganos y tejidos, precisó.

Básicamente afecta al sistema nervioso, los riñones, los pulmones, el hígado y el cerebro, pero en mayor medida a los fetos en formación, pues atraviesa la placenta y afecta el desarrollo de su sistema nervioso, abundó.

Por sus características químicas, el mercurio puede entrar al organismo por las vías respiratorias, por contacto con la piel o ingerido en alimentos contaminados, principalmente pescados y mariscos, puntualizó el especialista.

Ahora ve
No te pierdas