Inundaciones en Asia causan estragos

Las lluvias en el sur del Asia han dejado millones de desplazados y las víctimas siguen en aume para los agricultores la tragedia apenas comienza, pues no será posible cultivar este año.
Bangladesh sufre por las tormentas. (AP)
LUCKNOW, India (Agencias) -

Las lluvias del monzón siguieron causando estragos en la India, donde se agregaron otros 12 muertos a la lista de víctimas, incluyendo dos niños arrastrados por las aguas y un hombre atacado por un rinoceronte que había sido desplazado de su hábitat, dijeron funcionarios el sábado.

Mientras tanto desde helicópteros se arrojaron alimentos a cientos de miles de aldeanos asustados que se refugiaron sobre los techos de sus viviendas cubiertas por las aguas.

Vitales para los agricultores, las lluvias anuales son a la vez una bendición y una maldición para esta región. Por lo menos 198 personas han muerto en la India y la vecina Bangladesh y 19 millones se han visto desplazadas de sus hogares en los últimos días, según cifras del gobierno.

La temporada de los monzones en el sur del Asia va de junio a septiembre. Siempre es peligrosa: el año pasado murieron al menos 1,000 personas por ahogo, deslizamientos de tierras o derrumbe de casas.

Este año, los cálculos totales de muertes varían desde unos pocos centenares hasta bastante más de 1,000.

Dos aldeanos murieron cuando se desplomó una casa y dos niños fueron arrastrados por la inundación en distritos del estado norteño de Uttar Pradesh. Otra persona murió de una picadura de víbora en un camino inundado, dijo un funcionario estatal.

Desde helicópteros se arrojaron alimentos a casi 2 millones de personas en 2,200 pueblos que quedaron aislados por las aguas en la zona más afectada en el este de Uttar Pradesh, informó Umesh Sinha, comisionado estatal de emergencias, y agregó que 113,000 hectáreas de arrozales resultaron destruidos en la región.

El viernes, seis personas se ahogaron en el estado nororiental de Assam. Un rinoceronte que se alejó del Parque Nacional Kaziranga mató a una persona e hirió a dos, dijo el ministro estatal Bhumidhar Barman.

El 70% del parque ha sido inundado por el río Brahmaputra, lo que forzó a varios rinocerontes a alejarse.

“Dos rinocerontes entraron en pueblos de la región y causaron pánico en la población”, dijo Diganta Barbaruah, otro funcionario de la vida silvestre.

Alerta sanitaria

Los hospitales en el este de India se encontraban atestados el sábado con personas que presentaban enfermedades a causa de aguas contaminadas, y aldeanos aislados se enfrentaron con la policía, en una de las peores inundaciones que han afectado el sur de Asia.

Más de 230 personas han muerto en los últimos 11 días luego de las torrenciales lluvias de monzón que azotaron la región, incluyendo a Bangladesh, lo que provocó que los ríos se desbordaran.

Cerca de 10 millones de personas quedaron sin hogar o aisladas en sus aldeas, con poco o ningún acceso a alimentos o atención sanitaria.

Personal médico y grupos de ayuda en Assam, al noreste de India, estaban trabajando contra el reloj para atender y alimentar a muchas de las 3 millones de personas desplazadas o rodeadas por los anegamientos en el estado, con una limitada cantidad de medicinas y suministros a disposición.

En otros lugares, los aldeanos están hambrientos y han comenzado a desesperarse.

“Nuestra familia sobrevivió por una semana con leche de búfalo pero ahora el animal ha dejado de producir leche porque no ha comido en varios días”, afirmó Meghu Yadav, un aldeano del distrito de Samastipur, en el empobrecido estado de Bihar.

Muchas personas sufren de diarrea, disentería y fiebre y en el hospital de Asaam las salas de las áreas afectadas estaban llenas.

Funcionarios han advertido sobre un brote de malaria. El viernes, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) sostuvo que la magnitud del desastre representaba un “desafío sin precedentes” para los trabajadores de ayuda.

“Las víctimas son abandonadas para que sobrevivan por sí solas”, declaró en Guwahati un trabajador de ayuda de una agencia de voluntarios India. Guwahati es la principal ciudad del estado.

Pese que el sábado se detuvo la lluvia en el estado, se esperan más precipitaciones para inicios de la próxima semana.

Para muchos agricultores el término de las inundaciones es sólo el comienzo de su tragedia: las aguas en retiro dejan una gruesa capa de cieno sobre miles de hectáreas de tierras y no será posible cultivar arroz hasta el próximo año.

En Bihar, donde viven 10 millones de personas, miles de aldeanos que se quedaron sin hogar protagonizaron tensas manifestaciones, después de que un residente murió y más de 20 resultaron heridos en enfrentamientos durante la madrugada con la policía, dijeron funcionarios y testigos.

La violencia también apareció por la noche del viernes en el distrito de Madhubani del mismo estado, cuando la policía intentó trasladar a los desplazados que se habían refugiado cerca de las vías de un tren, a fin de cavar una zanja para drenar las aguas inundadas de una aldea cercana.

La policía abrió fuego y mató a un residente, dijeron testigos. El canal de noticias NDTV reportó que los oficiales fueron repelidos con piedras.

Ahora ve
No te pierdas