Lula recomienda segunda vuelta electoral

Al visitar el Senado destaca que ese método da mayor apoyo social al gobierno electo; propone eliminar las visas entre México y su país para mejorar las relaciones bilaterales.
El presidente de Brasil fue recibido por el senador Manlio F
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se pronunció a favor de que en México se implemente la segunda vuelta electoral, para que el Ejecutivo federal tenga un mayor poyo social.

Al visitar el Senado de la República, Lula da Silva dijo que es necesaria la segunda vuelta electoral "pues es muy complicado gobernar con el 35% de los votos".

"Sería una buena señal para garantizar la mayoría en las urnas y no después de asumir la Presidencia de la República", subrayó el mandatario del país sudamericano.

Explicó que en Brasil la segunda vuelta electoral se aplica en las elecciones para presidente de la República y gobernadores, y en comicios para alcaldes en ayuntamientos con más de 200,000 habitantes.

En la reunión, Lula de Silva también propuso que Petróleos Mexicanos (Pemex) y Petrobras, las dos grandes compañías de México y Brasil propiedad del Estado, puedan trabajar de manera conjunta en proyectos foráneos.

Además, se pronunció por agilizar las relaciones bilaterales impulsando la eliminación de pasaportes y visas entre los países latinoamericanos, algo que Brasil ya negocia con naciones vecinas.

Por su parte, el presidente del Senado de la República, Manlio Fabio Beltrones, dijo que los dos países comparten la lucha contra la desigualdad, "una aspiración de justicia para la cual se buscan vías de realización política".

El líder de los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) sostuvo que "México ve constantemente hacia el sur, quizá buscando siempre ese largo abrazo continental, del Bravo a la Patagonia".

En su turno, el coordinador de los diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Javier González Garza, expuso a Lula que México vive "dificultades muy serias" pues, aseguró, existe una campaña para abrir Pemex a la inversión privada.

"Pemex tuvo en 2006 utilidades, sin gravámenes, de 633,000 millones de pesos, de los cuales su ganancia neta fue de 45,000 millones de pesos ya descontando impuestos, lo que demuestra que estamos desangrando a la paraestatal", agregó

Ahora ve
No te pierdas