Gobierno declara ilegal la huelga minera

La Secretaría del Trabajo dio 24 horas a los mineros para que regresen a sus labores; sin embargo, el sindicato tiene previsto mantener el paro y ampararse contra la resolución.
El sindicato minero continuará con la huelga y buscará ampar
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Gobierno mexicano declaró el martes ilegales las huelgas que mantiene el sindicato minero en tres instalaciones propiedad del tercer productor mundial de cobre, Grupo México.

“Después de haber cumplido puntualmente con los procedimientos establecidos en la Ley Federal del Trabajo, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) resolvió declarar inexistentes las huelgas que el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (el Sindicato Minero) estalló el 30 de julio de 2007”, informó la Secretaría del Trabajo en un comunicado.

La dependencia gubernamental dio 24 horas a los trabajadores para que regresen a sus labores y les advirtió que en caso contrario se declarará que el patrón no ha incurrido en responsabilidad alguna, quedando en libertad para contratar a nuevos empleados.

El secretario Político del sindicato, Carlos Pavón, detalló que el 8 de agosto interpondrán el recurso de amparo y aseguró que mantendrán el paro de labores aún si tienen que enfrentarse a la empresa y las autoridades.

El sindicato minero inició la huelga en la mina de cobre Cananea en demanda de un nuevo contrato laboral y en medio de acusaciones de fraude y demandas del sindicato contra Grupo México y viceversa.

Las minas de cobre de San Martín y las de plomo y plata de Taxco también fueron afectadas por los paros.

Los abogados del organismo laboral presentaron fotografías y pruebas con las que supuestamente querían demostrar las malas condiciones que privan en las minas.

Por su parte, fuentes de Grupo México confiaron en que los trabajadores sindicalizados regresen a sus labores en el plazo previsto por las autoridades laborales.

Conflicto añejo

Tras la muerte de más de 60 mineros en un accidente en Pasta de Conchos, Coahuila el líder del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia salió del país luego de haber sido acusado de corrupción por el Gobierno y miembros disidentes del gremio.

Actualmente el líder de los mineros vive en Canadá y asegura que no regresará a México hasta que tenga garantías sobre su seguridad y la de su familia.

En julio pasado Gómez Urrutia presentó una demanda en contra de GMéxico en demanda para que dejen de transmitir un anuncio de televisión donde lo acusan de haberse llevado dinero de los mineros, la empresa nunca ha reconocido oficialmente la autoría de este spot de TV.

En abril la firma minera había demandado a Gómez Urrutia y a Scotiabank Inverlat por el presunto desvío de 55 millones de dólares que debían haberse entregado a trabajadores mineros a través de un fideicomiso que administraba el banco canadiense.

Entre 1988 y 1990, el gobierno de México privatizó las minas de Cananea y Mexicana del Cobre, y obligó a las empresas adquirentes a aportar el equivalente al 5% de las acciones a los trabajadores.

En octubre de 2004, tras 14 años, un pleito legal y dos huelgas, Grupo México entregó los recursos de la privatización, 55 millones de dólares, a través del fideicomiso F/9645-2 de Scotiabank Inverlat.

Ahora ve
No te pierdas