Informe presidencial, la controversia

A lo largo de la historia se han presentado cambios de fecha, tomas de tribuna y hasta llantos; esta obligación constitucional se estableció en 1917.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El Informe Presidencial ha sido protagonista de hechos relevantes en la historia política de México, desde cambios de fecha y sede hasta formas poco cordiales de contestar el mensaje del Ejecutivo, la incursión de una mujer, llanto y tomas de la tribuna.

El objetivo del Informe, que desde 1917 se realiza el 1 de septiembre, es dar cuenta del estado que guarda la administración pública, en temas como seguridad, economía y  finanzas, política interna y exterior, comunicaciones y transportes, y otros aspectos.

Desde el gobierno de Guadalupe Victoria, primer presidente de México, se introdujo la práctica de pronunciar discursos meramente informativos sobre la situación política y económica del país.

Sin embargo, las trasformaciones en el orden político de México llevaron a reformas, hasta derivar en el actual Artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, que dice:

"A la apertura de sesiones ordinarias del primer periodo del Congreso asistirá el presidente de la República y presentará un informe por escrito, en el que manifieste el estado general que guarda la administración pública del país".

El 1 de septiembre de 1923, Jorge Prieto Laurens, del Partido Nacional Cooperativista, contestó el Tercer Informe de Gobierno de Alvaro Obregón, a quien le expresó que el país no aceptaría un candidato impuesto, en clara alusión a Plutarco Elías Calles.

Tuvieron que pasar 65 años para que otro Informe Presidencial fuera interpelado por un integrante de una organización de oposición, lo cual ocurrió el 1 de septiembre de 1988, con Porfirio Muñoz Ledo, durante el sexto y último Informe de Miguel de la Madrid.

El 1 de septiembre de 1982, José López Portillo rindió su sexto Informe Presidencial, acto protocolario en el que lloró al anunciar la crisis financiera por la que atravesaba el país, cuando previamente había advertido: "defenderé al peso como un perro".

Ernesto Zedillo Ponce de León fue el primer presidente al que tres fuerzas partidistas contestaron sus informes: en tres ocasiones el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en dos el Partido Acción Nacional (PAN) y en una el Partido de la Revolución
Democrática (PRD).

En cuanto a las fechas del Informe Presidencial, de 1917 a 2006 se presentaron el 1 de septiembre de cada año, como lo señalan los artículos 65 y 69 constitucionales, excepto durante el periodo de Carlos Salinas, 1988-1994, quien dio sus mensajes cada 1 de noviembre.

La tlaxcalteca Beatriz Paredes Rangel es parte esencial en la historia del Informe Presidencial, pues es la única que ha repetido hasta en tres ocasiones la encomienda de contestar el mensaje del Ejecutivo.

De 88 contestaciones al Informe entre 1917 y 2006, en sólo ocho ocasiones lo han  echo mujeres: Luz María Zaleta de Elsner contestó el segundo Informe de Gustavo Díaz  Ordaz, en 1966; Irma Cué de Duarte y Elba Esther Gordillo Morales contestaron en 1983 y 1987, respectivamente, el primero y quinto informes de Miguel de la Madrid.

En 1992, María de los Angeles Moreno Uriegas contestó el cuarto Informe de Carlos Salinas de Gortari; en 1995, María del Rosario Guerra Díaz el primero de Ernesto Zedillo, y Paredes Rangel respondió el tercero de José López Portillo, en 1979, y el primero y segundo de Vicente Fox Quesada, en 2001 y 2002.

La interpelación de Muñoz Ledo en el último informe de De la Madrid, justo cuando se escuchaban las palabras "Honorable Congreso de la Unión…", cambió la historia del Informe, pues se considera que a partir de entonces esa fecha dejó de ser "El día del presidente".

El 1 de noviembre de 1991, Carlos Salinas de Gortari rindió su tercer Informe presidencial, esa vez en la Unidad de Congresos del Centro Médico Nacional Siglo XXI, porque el recinto de San Lázaro estaba en reconstrucción tras el incendio que lo consumió parcialmente.

Salinas eligió esa fecha, que para los católicos es el día de Todos los Santos, para anunciar cambios al Artículo 130 constitucional y establecer una nueva relación entre el Estado mexicano y la Iglesia, lo que generó comentarios en diversos sectores de la sociedad.

Cabe recordar que el escenario de los dos primeros informes presidenciales de Salinas de Gortari fue el Palacio de Bellas Artes, que fue declarado recinto legislativo.

El 1 de septiembre de 2006, el PRD bloqueó los accesos al Salón de Plenos del Congreso de la Unión e impidió el paso a Vicente Fox Quesada, primer presidente de México emanado de un partido de oposición, Acción Nacional, tras más de 70 años de gobierno del PRI.

Ese día Fox entregó por escrito su Informe de Gobierno al presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Zermeño Infante, y minutos más tarde se retiró del lugar al no poder dar su mensaje a la Nación dado que la tribuna estaba prácticamente tomada por la
fracción del PRD.

Para el primer mensaje de Felipe Calderón Hinojosa como presidente de la República, el político michoacano entregará el texto al Congreso el 1 de septiembre y un día después, desde Palacio Nacional, pronunciará un mensaje, algo inédito en la historia del
Informe Presidencial.

Ahora ve
No te pierdas